Más de once mil personas visitaron durante el verano la Estación de Canfranc

Once mil personas han visitado la Estación Internacional de Canfranc este verano, desde que abriera sus puertas en el mes de julio, tras los trabajos de conservación y musealización realizados por la empresa pública Suelo y Vivienda de Aragón, adscrita al Departamento de Obras Públicas, Urbanismo, Vivienda y Transportes del Gobierno de Aragón. Tras el éxito de la iniciativa, las visitas guiadas, organizadas en colaboración con el Ayuntamiento de Canfranc, van a continuar durante este otoño, para seguir favoreciendo el flujo de visitantes que propicie la atracción de iniciativas que generen empleo y contribuyan a la dinamización económica de la zona.

Las visitas guiadas, que entre julio y septiembre se han realizado de lunes a domingo, pasarán a celebrarse a partir de octubre durante los fines de semana, aunque también se podrán organizar pases entre semana para grupos concertados con antelación a través de la oficina de turismo de Canfranc (974 37 31 41; turismo@canfranc.es).

El consejero de Obras Públicas, Urbanismo, Vivienda y Transportes del Gobierno de Aragón, Rafael Fernández de Alarcón, se ha mostrado “satisfecho, porque todas o casi todas las personas que la han visitado están convencidas de que tenemos que seguir el trabajo de rehabilitación en la estación, que es una estación única, es parte de la historia de España y Aragón, y es buenísimo que los ciudadanos la conozcan por dentro y puedan disfrutarla. Pero lo más importante es que ya tenemos once mil votos para seguir mejorándola”, ha indicado.

Fernández de Alarcón ha explicado que la estación “se va a poder seguir visitando durante los fines de semana, pero paralelamente el programa de rehabilitación de la estación continúa paso a paso, y esperamos tener novedades positivas para la próxima primavera”, ha concluido.

El recorrido, que tiene una duración aproximada de una hora, cuenta siempre con la presencia de un guía, para grupos de 25 personas como máximo. El punto de partida es el torreón central de ADIF, desde donde se conduce a los visitantes por el pasaje subterráneo que facilita el acceso al vestíbulo de la Estación. Desde allí se accede a la playa de vías española y a la playa de vías francesa. En esta última se sigue un camino delimitado por postes de acero galvanizado y sirgas que discurre paralelo a la fachada Este del edificio, lo que permite contemplar tanto esta fachada y edificaciones auxiliares como el imponente paisaje. Para finalizar la visita y salir de la zona de dominio ferroviario se utiliza el paso subterráneo situado más al sur para cruzar por el puente peatonal ubicado sobre el río Aragón.

En el interior del vestíbulo se ha habilitado un espacio expositivo que utiliza como soporte los paneles de las 16 puertas que existen en este hall. También se puede visualizar una proyección audiovisual y expositores con maquetas y objetos para resaltar el valor cultural de la Estación y las obras de rehabilitación ejecutadas hasta la fecha por el Gobierno de Aragón. Asimismo, se puede disfrutar de una aplicación web (app-web) optimizada para su perfecta visualización en dispositivos móviles a la que se accede desde códigos QR con el objeto de aportar valor añadido a los contenidos ofrecidos por los paneles de interpretación y el resto de elementos museográficos integrados en la exposición.

El espacio expositivo muestra el valor de la Estación desde el punto de vista histórico, por su relación con la introducción del ferrocarril en España, la reivindicación de Aragón del ferrocarril del Norte por Canfranc , las relaciones con Francia o el proceso de edificación de la Estación; su valor militar por cuestiones estratégicas y de defensa relativas al trazado de la línea de ferrocarril y elección del emplazamiento de la Estación; su importancia política, tanto a nivel interno nacional como internacional por tratarse de un proyecto transfronterizo y de cooperación internacional; su valor cultural, por los cánones estilísticos seguidos en su construcción; su repercusiones sociales por las comunicación con Francia, dinamismo cultural, fronteras y la construcción de Europa; tecnológicas, en lo relacionado con las técnicas empleadas en la ejecución de la línea férrea, puentes, viaductos, en la construcción del edificio de la Estación con empleo del hierro y el hormigón; la excavación del túnel del Somport, la construcción de la explanada, las obras hidráulicas y de repoblación forestal del valle; económicas (comercio de mercancías); ordenación del territorio (desarrollo de infraestructuras) o medioambientales, como ejemplo de actuación ejecutada por el hombre en perfecta integración en la naturaleza.

El Ejecutivo autónomo ha invertido este año más de 133.000 euros en las obras de consolidación del edificio y trabajos de conservación y mantenimiento para asegurar cornisas y marquesinas, realizar el cerramiento de huecos en fachadas así como para la colocación de vidrios en el vestíbulo o la instalación de iluminación en el vestíbulo y pasos subterráneos, a lo que se ha unido una inversión de 23.500 euros para la musealización del vestíbulo. Todo con la finalidad de habilitar el recorrido para la realización de visitas guiadas en las adecuadas condiciones de seguridad, y aportar valor cultural e interés pedagógico a los visitantes.

De esta forma, el Gobierno de Aragón continúa trabajando en su programa de actuaciones para poner en valor la Estación de Canfranc y atraer proyectos e inversiones que sigan impulsando la dinamización de este histórico edificio y la generación de actividad económica y puestos de trabajo en la comarca de la Jacetania.

Comentarios