Una explotación aragonesa y tres catalanas optan por el Porc d’Or con diamante, el máximo galardón

Una comisión delegada del jurado de los  Premios Porc d’Or, promovidos por el Institut de Recerca i Tecnologia Agroalimentàries (IRTA), con la colaboración de ZOETIS y el Gobierno de Aragón,  visita estos días las granjas que optan este año al premio Porc d´Or en su máxima categoría, el Diamante, así como aquellas otras que competirán por el Premio Especial Porc d´Or a “Sanidad, Bienestar y Medioambiente”. Los premios se entregarán el 22 de noviembre. Son candidatas al Diamante de este año la Granja el SAS, de la empresa Cincaporc, en Candasnos, que ya se hizo con esta distinción en 2011; Granja Cassanyé de Almacelles (Lleida); Granja Espadaler de Sant Quirze de Besora (Barcelona), y Granja Cararac de Santa Maria de Corcó (Barcelona). Las cuatro granjas nominadas acumulan méritos suficientes para hacerse con la codiciada estatuilla.

 

Para la concesión del máximo galardón, el Porc d’Or con Diamante, el jurado valora y analiza cada uno de los criterios e índices que componen el conjunto de resultados de las explotaciones. Asimismo, tiene en cuenta el tamaño, equilibrio y estabilidad de la estructura demográfica de la explotación, así como criterios relacionados con las medidas de bioseguridad, higiénico-sanitario y de manejo, entre otros. La estatuilla de oro con “Diamante” se concede a la explotación que, en su conjunto, sea considerada como la mejor de entre todas las nominadas en cualquier categoría.

 

En lo que al Premio Especial del MAGRAMA a “Sanidad, Bienestar Animal y Medioambiente” se refiere compiten este año cuatro granjas; Granja Albesa Ramadera, situada en Albesa (Lleida), Granja San Miguel de San Miguel de Cinca (Huesca), Granja Los Escobares de Langa de Duero (Soria); y la orensana Granja Cobelas.

 

El Premio Especial del MAGRAMA a “Sanidad, Bienestar Animal y Medioambiente” nace en 2007 con el objetivo de reconocer aquella explotación, de entre las que concurren a los premios Porc d´Or, que cumpla y supere la legislación en los aspectos de seguridad, sanidad, medioambiente y bienestar animal. Para ello, las granjas candidatas tienen que suministrar  información mediante encuesta a la base de datos BDporc que permita evaluar el grado de cumplimiento de las políticas nacionales y comunitarias vigentes en materia de bienestar animal, sanidad animal y preservación del medioambiente.

 

Por otra parte, independientemente de la categoría a la que pertenezcan las explotaciones en función del número de cerdas, y como en ediciones anteriores, aquellas granjas nominadas con mayor grado de excelencia podrán optar también a uno de los galardones más significativos, el Premio a la Máxima Productividad Numérica, que en la última edición fue a parar a Granja El Sas, en Huesca, que batió nuevo record con 33, 26 lechones destetados por cerca en producción y año.

 

El viernes 22 de noviembre, durante la gala de entrega de premios Porc d’Or, que este año tendrá lugar en Zaragoza, se dará a conocer el nombre de las granjas ganadoras.

Comentarios