Opinión: Un nuevo proceso de escolarización con claroscuros

Huste

Esta semana hemos conocido los datos finales de la escolarización en la ciudad de Huesca. Para HUSTE este nuevo proceso de escolarización presenta algunas mejoras en algunos aspectos pero también zonas grises y oscuras.

El plan de escolarización que se aprobó el año pasado para la ciudad de Huesca contemplaba la pérdida inmediata de tres unidades en la escuela pública. Como gracias a la nueva zonificación (que mejora la que había) se ha recuperado un aula en El Parque el saldo neto es la pérdida de dos aulas que acabarán derivando en la pérdida de dos vías completas en la pública lo que supone la eliminación de 18 puestos docentes en los próximos 9 años.

Y es que ha acabado ocurriendo lo que nos temíamos que es que tal y como se concibió este plan haya servido para potenciar la enseñanza privada concertada en detrimento de la pública. Este año un total de 186 alumnos por 172 del año pasado han acabado matriculándose en la enseñanza concertada, lo que supone un aumento del 7,5% mientras que 413 eran los alumnos que se matriculaban en la pública el curso pasado frente a los 366 de este curso, lo que supone un descenso del 11,3%. Un plan que favorece esta situación nunca puede tener el apoyo de quienes defendemos la escuela pública. Nos parece profundamente inmoral mantener conciertos educativos a la vez que se recortan vías en la escuela pública.

Peor todavía nos parece que la Administración educativa sólo haya asumido la parte del plan que le suponía un ahorro (como la eliminación de vías o la nueva zonificación) pero no haya asumido aquella otra parte que suponía una inversión como por ejemplo la creación de una oficina de análisis y valoración del alumnado con previsión de apoyo educativo , o la bajada de la ratio. Si bien es cierto que ha habido algunos colegios que han equilibrado la composición de su alumnado, seguimos creyendo que la simple eliminación de vías en la escuela pública no sirve para hacer extensivo a todos ese pretendido objetivo de reequilibrio de centros.

Desde el sindicato HUSTE queremos denunciar la negativa por parte del Director Provincial de Educación de Huesca a facilitarnos los datos de inmigración, ACNEES y ACNEAS de los centros. Sólo un miedo irracional a que se sepa la verdad puede justificar esta decisión.

La única información oficial que tenemos es el propio informe del consejo escolar municipal del curso 2011-2012 donde nos asombra constatar que de un total de 833 alumnos inmigrantes en infantil y primaria solamente 198 fueron acogidos por la escuela concertada y 635 los que acogió la escuela pública. Peor aún es cuando hablamos de alumnos con necesidades educativas especiales donde constatamos que de un total de 86 ACNEES, sólo 23 fueron escolarizados en la enseñanza concertada frente a los 63 que se escolarizaron en la pública o el punto en el que encontramos la mayor desigualdad que es cuando hablamos de alumnos con necesidades educativas de apoyo (ACNEAS) donde de un total de 341 alumnos solamente 37 fueron acogidos por la escuela concertada frente a los 304 que acogió la escuela pública. Potenciar la escuela concertada frente a la pública en estas condiciones supone potenciar la desigualdad.

Debe de haber un momento en el que se abra el debate de la asimilación de la red concertada dentro de la red pública o su salida definitiva convirtiéndose en centros enteramente privados, para que pueda desaparecer el eufemismo de centros sostenidos con fondos públicos que enmascara dos realidades que nada tienen que ver.

Mientras ese momento llega, desde HUSTE defenderemos que los recursos públicos vayan a la enseñanza pública, la única que garantiza la igualdad, la equidad y la atención a todos los alumnos independientemente de su origen, situación social o económica.

Comentarios