Incremento de los turistas alemanes atraídos por las aves de Monegros

El turismo ornitológico cada vez se contempla más como un revulsivo económico para la zona de Los Monegros, donde el patrimonio natural tiene su punto emblemático en la Laguna de Sariñena. Es el segundo humedal en importancia de todo Aragón y está más protegido desde que fue declarado Refugio de Fauna Silvestre y ZEPA. Por su centro de interpretación pasan al año una media de 10.000 visitantes.

Cada vez más extranjeros del norte de Europa optan por viajar a Los Monegros atraídos por la enorme biodiversidad y el gran número de especies diferentes que encuentran en su singular paisaje. Se mantienen desde hace unos años los turistas franceses, holandeses e ingleses, y se percibe un incremento de suecos pero sobre todo de alemanes.

Ramiro Muñoz, biólogo de la Laguna de Sariñena, recalca que son visitantes a tener en cuenta para el territorio por su alto poder adquisitivo.

Esto es algo que quiere potenciarse y Sariñena se está haciendo un hueco en el turismo ornitológico, que en el resto de Europa mueve un interesante volumen de dinero. Además son gente interesada en el turismo cultural, por lo que habitualmente se desplazan a visitar puntos emblemáticos como los monumentos de la Cartuja de Las Fuentes o el Monasterio de Sijena.

Muñoz reflexiona diciendo que en Los Monegros no se contempla el turismo como una fuente de riqueza al igual que ocurría hace cien años en el Pirineo.

En cuanto a las aves, cabe señalar que nos encontramos en un momento en que comienza el periodo de migración y más de 200.000 pasan por la Laguna de Sariñena en los próximos meses. Por este motivo el centro de interpretación cambia su horario y estará abierto de jueves a domingo hasta el día 13, de 10 a 14 horas y de 15 a 18 horas.

Comentarios