Jeanine Fribourg ya tiene una calle en Sariñena

En un acto muy emotivo con la participación de vecinos, autoridades, gente vinculada al mundo de la cultura sariñenense, los Danzantes y familiares de la etnoligüista francesa, se descubría el nombre de la calle que Sariñena le dedica a Jeanine Fribourg. Es un homenaje por la importancia que tuvo Jeanine en este territorio estudiando y ensalzando el valor de sus tradiciones culturales como lo es su Dance. Fallecida hace un año, el pueblo de Sariñena le rendía este sábado un sentido reconocimiento.

 

Jeanine fue pregonera de las fiestas de San Antolín en 1989. Paso varios años de su vida en las décadas de los 70 y 80 viajando a menudo al territorio de Los Monegros, desde la universidad parisina de La Sorbona donde cursó sus estudios, muy interesada en las expresiones, tradición oral, cultura e identidad y autenticidad de los pueblos de Monegros, sobre todo en Sariñena, como recordaba su hijo Jean Fribourg.

 

 

El Dance de Sariñena también realizaba su propio homenaje a Jeanine. Martín Blecua, maestro gaitero de Sariñena, la conoció y pasó un tiempo con ella explicándole y enseñándole en qué consistía su dance y cuáles eran sus raíces. Blecua recordaba que le llamabam poderosamente la atención la pastorada, los dichos y motadas. Además estudió sus vínculos con los dances de Sena, Lanaja y Leciñena. Blecua señalaba que afortunadamente, cuarenta años después, el dance seguía gozando de buena salud.

 

 

Jeanine plasmó su trabajo en el libro “Fiestas y Literatura oral en Aragón (El dance de Sariñena y sus relaciones con los de Sena, Lanaja y Leciñena)”, que publicó en 1996, el cuál se tradujo al castellano en el año 2000.

Comentarios