Cruz Blanca quiere abrir su economato para toda la provincia a principios de octubre

Economato

Unas 200 familias ya están esperando la apertura del nuevo economato que Cruz Blanca va a poner en marcha en el Perpetuo Socorro de Huesca. Esta entidad había detectado que un 18% de sus usuarios no tienen ningún tipo de ingreso y que el 62% vive de ayudas y subsidios. Con este panorama vieron la necesidad de un recurso que no sólo será para alimentación, sino que supondrá todo un entramado de servicios para conseguir la plena integración de los sectores más desfavorecidos.

Audio sin título
Audio sin título

Tras dos meses de obras, el economato “Hermano Isidoro” de Cruz Blanca quiere abrir sus puertas en tres o cuatro semanas. No funcionará con dinero, sino con puntos que los beneficiarios conseguirán al estar vinculados a programas de inserción. Habrá productos frescos y también de higiene básica. La idea es que sea lo más parecido a un supermercado normal para motivar a los beneficiarios. Los productos tendrán etiquetado con precios para que conozcan cuál sería el precio real de su compra semanal. Además, habrá un servicio con nutricionistas que les guiarán hacia una dieta equilibrada, prestando especial atención a niños, ancianos y personas con problemas de salud.

La Fundación ha querido dar un paso más y convertirse en un recurso de atención integral. Este espacio de 700 m2 también tiene habitaciones para albergar servicios de psicología, nutrición, vivienda o el consultorio médico que pusieron en marcha hace un año. También habrá un espacio educativo. La idea es que los niños puedan acudir después de clase a merendar y recibir clases de apoyo escolar. Mientras, sus padres podrían aprovecharse de clases de español por ejemplo.

Para mantener abierto el economato se pide colaboración de empresas y voluntarios. Algunos supermercados harán donaciones o les venderán la mercancía más barata, pero sobre todo el economato se suministrará del Banco de Alimentos. Además, cuentan con apoyo económico de entidades como la Diputación Provincial de Huesca que por el momento ha aportado 20.000 euros. Este lunes su presidente, Antonio Cosculluela, visitaba las instalaciones y manifestaba su intención de continuar apoyando el proyecto en años sucesivos.

Cruz Blanca espera que más adelante puedan acceder a estos servicios unas 500 familias.

Comentarios