Los accidentes laborales con baja descienden un 23% en tres años

En los tres últimos años el índice de incidencia (dato que mide la siniestralidad laboral) ha descendido un 23%. “En 2011, pasamos de 34,2 a 31,5 accidentes laborales con baja por cada 1.000 trabajadores y, en 2012, el índice se ha reducido hasta 26,3 accidentes”, ha manifestado Divassón.

Desde abril de 2011 hasta junio de 2013 se han ejecutado 98 actuaciones de las 121 contempladas en las dos primeras fases de la Estrategia para la reducción de los accidentes laborales, lo que representa el cumplimiento del 81% de los planes previstos.

El director general de Trabajo, Jesús Divassón, ha comparecido ante la Comisión de Economía y Empleo de las Cortes de Aragón para informar sobre la evaluación de la Estrategia Aragonesa de Seguridad y Salud en el Trabajo, un instrumento que sirve como guía para la reducción de la siniestralidad laboral y sus consecuencias.

En su comparecencia ha concretado las líneas de actuación llevadas a cabo en un doble sentido: por una parte, el control del cumplimiento de la normativa y, por otra parte, el fomento de la cultura preventiva para que las acciones empresariales en materia de prevención no se consideren como un gasto sino como una inversión que favorece la competitividad de las empresas.

La reducción de la siniestralidad, el impulso a la formación en seguridad y salud laboral, la divulgación de la cultura preventiva, la potenciación de la investigación en la materia, la vigilancia del cumplimiento de la normativa de prevención de riesgos laborales, la gestión efectiva de la salud laboral y la coordinación entre administraciones son los siete objetivos definidos en la Estrategia. En su desarrollo intervienen la Dirección General de Trabajo, los agentes sociales, la Inspección de Trabajo y la Dirección General de Salud Pública, miembros todos ellos del Consejo Aragonés de Seguridad y Salud Laboral.

Comentarios