Un proyecto contra el alzheimer se pone en marcha en Los Monegros

“Terapias en ruta” es un proyecto piloto que pone en marcha en Los Monegros la Asociación Alzheimer Huesca con el fin de hacer llegar actividades terapéuticas a la población del territorio para prevenir y paliar los síntomas del alzheimer y otras demencias. El proyecto se ha ofrecido a todas las comarcas que no cuentan con asociación dedicada a esta enfermedad y Los Monegros es la primera de la provincia de Huesca en la que se va a implantar. En concreto, las personas interesadas se van a poder beneficiar de esta experiencia piloto mediante dos sesiones semanales de carácter gratuito que se llevarán a cabo en el Centro de Salud de Sariñena.

Allí precisamente tuvo lugar esta semana una reunión en la que participó el equipo médico, de enfermería, auxiliares y coordinadores del Centro de Salud, la directora del Centro Comarcal de Servicios Sociales, así como dos representantes de la Asociación Alzheimer Huesca, quienes explicaron en que consistía el proyecto y la población a la que se dirigía.

La Comarca de Los Monegros colabora con la implantación de este servicio, a través de las trabajadoras sociales para tratar de coordinar todos los recursos sociosanitarios del territorio, así como mediante la difusión de la información a las familias susceptibles de estar interesadas en el proyecto, como a toda la población monegrina en general. En este sentido, este jueves, 10 de octubre, a las 19 horas en el Salón de Actos del Ayuntamiento de Sariñena, tendrá lugar una reunión abierta a todo el público para informar sobre “Terapias en Ruta”.

La realización de actividades terapéuticas con los enfermos es uno de los tratamientos más efectivos para ralentizar el avance natural del alzheimer, puesto que mediante determinadas actividades se estimula a los enfermos, consiguiendo beneficios importantes en el retraso de esta enfermedad y de otras demencias, además de ser un recurso importante en el descanso del cuidador.

Mediante este proyecto, la Asociación Alzheimer Huesca pretende llegar a la población rural especialmente envejecida, expuesta a padecer estas enfermedades degenerativas. Los beneficiarios directos de esta experiencia piloto, que participarán en las terapias, son los enfermos de alzheimer u otras demencias y también sus cuidadores principales. Esta iniciativa está financiada por la Fundación Once y el Instituto Aragonés de Servicios Sociales.

Comentarios