Concentración en Huesca bajo el lema "fuera mafia, hola democracia"

Una concentración reclamará en Huesca este jueves, 10 de octubre, en la Plaza de Navarra a las 19.30 horas, el fin de los recortes y una nueva democracia. “Fuera mafia, hola democracia” es el lema de esta cita que llama a los oscenses a movilizarse, “porque suben la luz, recortan pensiones, escuelas, hospitales, sueldos, aborto,... desahucian”, y para exigir la salida del “entramado político y financiero que nos gobierna “, e iniciar un proceso de construcción de la democracia desde la ciudadanía. “Ciudadanas y ciudadanos indignados”, a través de las redes sociales, y grupos como el 15M, Ecologistas en Acción, la Plataforma por la Sanidad Universal, la Coordinadora Biscarrués –Mallos de Riglos o colectivos universitarios como La Algara convocan a este acto que se celebrará a las 19,30 horas en la plaza de Navarra.

La convocatoria coincide con la publicación del ‘Barómetro’ del CIS de septiembre que señalan como principales preocupaciones de la población española el paro y la economía; los partidos, los políticos y la corrupción, seguidas por la sanidad y la educación, los recortes, el gobierno, y políticos y partidos concretos. Y los convocantes de la protesta creen que esta circunstancia muestra la necesidad de un cambio profundo.

El texto que se propondrá en la concentración –planteada como un reencuentro ciudadano de quienes quieren transformar la situación actual- expresa la convicción de que “vivimos en una dictadura financiera que ahoga todo principio democrático”, y que se manifiesta, afirma, en “el hecho de que sea imposible distinguir los intereses de la banca o de las grandes empresas eléctricas de los que defienden nuestros gobiernos”, así como por circunstancias concretas como el recorte de las pensiones, los que se anuncian para los presupuestos del nuevo año (“más de un 30% menos en sanidad, por ejemplo”), “casos como el del servicio de limpieza de Huesca privatizado y con sueldos un 50% más bajos, la modificación de leyes de protección del medioambiente y de la salud para que sigan haciendo negocio unos pocos, la negación del derecho a decidir de las mujeres sobre el aborto y la maternidad” o el desmantelamiento del sistema de atención para dependientes.

Por todo ello consideran “fallido y corrupto” este sistema “donde las personas no son lo primero” y plantean, convencidos de que “la solución nunca vendrá de arriba, de quienes se benefician del “retroceso histórico” que se está produciendo, el inicio de un proceso ciudadano de carácter constituyente hacia una democracia real.  

“No nos quedaremos en la protesta”, concluye el texto. “Es el momento de proponer desde abajo, de manera creativa, democrática y contundente, de generar nuestras propias alternativas y de ponerlas en marcha”. Con ese fin, afirman,” muchas personas trabajamos día a día desde la sociedad civil, en los miles de colectivos, asambleas y espacios ciudadanos que pueblan nuestras plazas y barrios”. Y plantean a los altoaragoneses sumarse a ese proceso.

Comentarios