Culmina el proceso de concentración parcelaria en Albalatillo tras más de diez años

El de este miércoles era un día histórico en la población monegrina de Albalatillo, y lleno de simbolismo ya que se hacía entrega de los títulos de propiedad de la concentración parcelaria que se ha llevado a cabo desde el año 2001, cuando se inició el proceso. El alcalde, José Andrés Casaña, lo calificaba como el proyecto más importante del municipio de los últimos cuarenta años.

Audio sin título
Audio sin título
Audio sin título

Con el paso de los años, este proceso se ha asociado al de modernización de los regadíos, lo que no hubiera sido posible sin una concentración de las parcelas. Se trata de la zona conocida como la Huerta Vieja de Albalatillo, con 360 hectáreas y en la que 537 parcelas se han transformado en 120 títulos, que se entregaban en este acto a 76 propietarios. El primero de ellos en recibirlo era Ignacio Otal, presidente de la Asociación de Vecinos de Albalatillo.

Esto les permite disfrutar de muchas ventajas, reduciendo notablemente los costes de producción, a lo que hay que sumar los beneficios con la modernización de los regadíos en esta zona como señalaba Luis Marruedo, director general de Desarrollo Rural del Gobierno de Aragón.

Todo ello forma parte de un proyecto que ha transformado el municipio y que sin duda le otorga de una garantía de futuro, porque permite que las explotaciones agrícolas sean viables y rentables para el profesional y el joven que apueste por quedarse en el territorio.

Además el consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Modesto Lobón, anunciaba en este sentido que va a existir un apoyo especial dentro del Gobierno de Aragón en el próximo Programa de Desarrollo Rural que se está negociando ahora para el periodo 2014-2020.

Comentarios