El refugio de Góriz cumple 50 años

El emblemático refugio de Góriz, situado en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, está de aniversario. Este año se cumple medio siglo desde su construcción en 1963. En la actualidad continúan sin concluirse sus obras de ampliación y reforma, que están paralizadas. Sin embargo, la actividad en el refugio continúa creciendo 50 años después con una media de 20.000 visitas anuales.

Joan María Vendrei, uno de los cuatro guardas que atienden el refugio, explica que en apariencia, el refugio continúa siendo el mismo que en 1963 pero, sin embargo, ha cambiado mucho la logística y “la forma de entender la montaña”, que se ha convertido en un fenómeno de masas.

En la actualidad, un helicóptero se encarga de traer hasta allí los víveres que antiguamente se transportaban a pie o, posteriormente, en mulas. El refugio permanece abierto durante todo el año. Vendrei explica que, durante el invierno, solo suben hasta allí los guardas y “algún osado montañero”, pero en verano, el flujo de visitantes es constante y el helicóptero tiene que acudir cada 15 días para reponer las existencias.

El refugio ofrece servicio de pernocta y cuenta con una pequeña cantina en la que se preparan desayunos, cenas y picnics para llevar. Vendrei destaca como plato estrella “los huevos fritos con jamón a 2.200 metros” porque, según asegura, “aunque solo sea por la altura, saben distintos”. Pero además, los guardas ofrecen información útil a los visitantes y juegan un papel importante en gran parte de los rescates y las pérdidas de montañeros.

Aunque durante el invierno están solo dos personas atendiendo el refugio, en verano la plantilla se incrementa hasta alcanzar los 7 empleados. Tras las obras de remodelación, el refugio pasará a tener 7 plantas frente a las 2 actuales, que permitirán mejorar la calidad de las instalaciones y dotarlo de servicios como agua caliente o baños individuales. Por el momento, las obras están paralizadas porque, como apunta Vendrei, “a 2.200 metros también se nota la crisis”.

Comentarios