Los profesionales de justicia perciben el efecto disuasorio de la nueva ley de tasas como una forma de desigualdad

Se ha inaugurado el Año judicial en Huesca con varias reivindicaciones. Los profesionales han observado que la nueva ley de tasas ha frenado muchos pleitos, algo que, a su juicio, mella el principio de igualdad que debe proteger la justicia. Por otro lado, piden estudiar la posibilidad de un Juzgado de lo mercantil ante el aumento de concursos de acreedores. Son algunas de las reivindicaciones que se escuchaban en la apertura del año judicial.

En los últimos años la carrera judicial viene haciendo algunas peticiones en materia de personal, mayor formación y medios. A estas se suman, este año, otras. La nueva Ley de tasas ha ocasionado que los profesionales perciban que la necesidad de pagar una aportación económica haya echado para atrás muchos pleitos, algo que no consideran positivo.

A pesar de que todavía no hay una estadística que ponga cifras a cómo ha afectado la nueva ley de tasas a los procedimientos, la sensación general de los profesionales es clara. El Fiscal Jefe de la Audiencia Provincial, Felipe Zazurca, asegura que tanto los juzgados como los despachos de abogados han visto una notable disminución de determinados pleitos, y que esta ley se debería perfeccionar "para que no se de la situación en que alguien no pueda acudir a la justicia porque no tiene dinero." También se refería a ello Félix Azón, vocal del Consejo General del Poder Judicial, que hablaba de un efecto colateral que ahonda en las desigualdades sociales.

Otra de las realidades que ha marcado el pasado año judicial tiene que ver con el aumento de los concursos de acreedores en empresas. En el año 2008 fueron 15 y en lo que va de 2013 han sido 37. Con estos números, han solicitado que se estudie la posible creación de un Juzgado de lo mercantil en la provincia.

El acto de apertura del año judicial de este año ha sido el último que se celebrará en la actual Audiencia provincial, situada en la calle Moya de Huesca. Tienen la esperanza de que antes del próximo verano se hayan podido trasladar al nuevo Palacio de Justicia de Huesca, pero todavía deben acabar las obras y esperar que haya partida presupuestaria para acondicionar los nuevos espacios.

AUMENTAN LOS PROCESOS

Según datos del Tribunal Superior de Justicia de Aragón, la Audiencia Provincial tuvo el pasado año un incremento de ingreso de procesos a resolver. En materia civil ingresaron 488 y en materia penal 520, un total de 1.008 frente a los 926 del año anterior.

También se producía un incremento de asuntos en el Juzgado de lo Penal de Huesca. Se dictaron el pasado año un total de 578 sentencias y 62 autos definitivos. Se registraron 862 ejecuciones y se han resuelto 2.436, la pendencia final se situó en 718, cifra que se considera preocupante.

En cuanto al Juzgado de lo Contencioso-Administrativo de Huesca, resolvió 475 procedimientos por sentencia, 238 por auto y 82 por decreto del secretario judicial, quedando pendientes 433 asuntos.

Por su parte, el Juzgado de lo Social registró un total de 923 asuntos ingresados. La evolución de los últimos años denota un considerable incremento de la carga competencial, que excede del módulo de ingreso considerado como máximo.

El Juzgado de Menores de Huesca ingresó 14 asuntos civiles, resolvió 12 y quedaron en trámite al final del 2012 un total de cinco. La carga competencial es pequeña, y notoriamente inferior al módulo establecido. De cara al futuro se prevé que el titular de este Juzgado entre a sustituir a otros órganos judiciales en caso de necesidad.

En la capital oscense existen cinco juzgados de Primera Instancia e Instrucción. Durante 2012 la entrada de asuntos se mantenía equilibrada respecto del precedente en materia civil y se producía un leve repunte en el orden jurisdiccional penal. En cuanto a asuntos pendientes ha disminuido en materia civil y ha aumentado en materia penal. Hay que reseñar el elevado número de procesos de ejecución civil existentes, 3.078 asuntos.

Comentarios