El 19 de octubre se celebra el 2º Día Internacional contra el Fracking

La segunda edición del Global Frackdown llegará este próximo sábado con el objetivo de unir a ciudadanos preocupados de todo el mundo en un día de acción para enviar, a los representantes políticos, del mundo entero el mensaje de que la población quiere un futuro iluminado por energía limpia y renovable, y no por combustibles fósiles sucios y contaminantes. Son más de 20 los países que, de momento, se han unido a esta propuesta, entre ellos, España, donde las asambleas, plataformas y asociaciones contra el fracking han convocado diversas acciones.

El primer Global Frackdown, en septiembre de 2012, juntó 200 acciones comunitarias de 20 países para oponerse a la fractura hidráulica o fracking, una técnica de alto riesgo que usa millones de litros de agua, arena y productos químicos para romper la roca de pizarra que se encuentra a grandes profundidades y liberar así depósitos de gas previamente inaccesibles.

Cabe recordar que el pasado miércoles el Senado, con los votos del PP y UPN, aprobaba la ley que autoriza la técnica de fractura hidráulica para la obtención de hidrocarburos, incluido el gas natural. El texto establece también que los proyectos de 'fracking' sean sometidos a declaración de impacto ambiental, que también está precisamente en trámite parlamentario y de la que se relajarán las exigencias. Aún falta un trámite. El Congreso debe ratificar este proyecto de ley, pero sin más debate parlamentario.

Desde la Plataforma contra la Autopista Eléctrica consideran que que las grandes empresas para las que gobiernan estos partidos y la propia política energética del gobierno apuestan abiertamente por el gas como la principal fuente de energía, sin preocuparse de las consecuencias que ello tendrá para los ciudadanos afectados, para el medio ambiente y, al menos, en el caso de Aragón, para las reservas hídricas.

Por otro lado, Chunta Aragonesista solicitará la comparecencia de los consejeros Aliaga y Lobón para conocer sus posturas acerca del proyecto de la ley de evaluación ambiental que, la semana pasada, daba el primer paso para su aprobación en el congreso. Por su parte Izquierda Unida solicitará la comparecencia de los senadores aragoneses Marcelino Iglesias (PSOE) y Ricardo Canals (PP) para que expliquen su posición acerca del fracking en relación con la disposición adicional aprobada en el senado que añade la práctica de la fractura hidráulica para obtener hidrocarburos al proyecto de ley de fomento de la competencia y garantía de la seguridad de suministro en los sistemas eléctricos extrapeninsulares.

Esta formación política incluso se plantea llevar a los tribunales la ley del PP que facilita la implantación del fracking en España.

Comentarios