El nuevo depósito de agua para Jaca y pueblos cercanos estará operativo de forma inminente

El nuevo depósito de agua para Jaca y pueblos cercanos, con una capacidad de unos 6,5 millones de litros, estará operativo de forma inminente. El alcalde de Jaca, Víctor Barrio; el concejal de Medio Ambiente, Santiago Casbas; el ingeniero director de la obra, Ignacio Bueno; el ingeniero municipal de Obras Públicas, Miguel Borrás;, un representante de Aqualia y dos de la empresa adjudicataria del proyecto han asistido a la conexión de las tuberías de la infraestructura hídrica para su llenado.

Posteriormente se van a llevar a cabo diversas pruebas previas a su definitiva puesta en funcionamiento. Hay que indicar que además de instalar este nuevo depósito, situado a la entrada del canal de agua, cerca de la potabilizadora, se ha actuado en el depósito que estaba en desuso en el vivero, al lado del Hospital de Jaca, que se hallaba bastante deteriorado. Este último se ha elevado y se ha cubierto para protegerlo. “Estos dos depósitos que se unen a los ya existentes nos permiten contar con una mayor capacidad de agua almacenada tanto para Jaca como para los pueblos cercanos. Será de gran utilidad si se producen casos de emergencia como, por ejemplo, que se tuviera que cerrar el canal por algún motivo. De esta forma no quedaríamos desabastecidos”, explica el alcalde de Jaca, Víctor Barrio.

La actuación se adjudicó por 1.040.000 euros a la empresa Copeisa y empezó a ejecutarse en el mes de febrero. Estaba contemplada dentro de un convenio de colaboración entre el Ayuntamiento de Jaca, el Ministerio de Medio Ambiente, el Gobierno de Aragón, la DPH y Adelpa, en el que la dotación presupuestaria la ha concedido el citado Ministerio de Medio Ambiente y el Ayuntamiento de Jaca también ha aportado una partida. El alcalde valora la importancia de esta obra, sin embargo recalca que el objetivo del actual equipo de gobierno es el de “construir una nueva traída de agua para la ciudad, ya que la existente tiene 130 años y se encuentra en algunos puntos muy deteriorada”. “Es un proyecto complicado y costoso pero lo consideramos indispensable para la ciudad y su desarrollo futuro. Es una lástima que, anteriormente, en tiempos de bonanza económica, no se hubiera aprovechado para acometer esta actuación que resulta imprescindible”, concluye Barrio.

Comentarios