Los obispos piden que el Estado Español se implique en la devolución de los bienes

bienes villanueva de sigena en museo toledo

Los obispos de las Diócesis propietarias de los bienes que se encuentran en Lérida, Alfonsto Milián y Julián Ruiz, consideran que es necesario dar pasos “de más fuerza” en la labor de resolución del conflicto de los bienes. Por ello solicitan que interceda el Estado Español.

Audio sin título

En estos momentos trabajan en un escrito para dirigirlo a la presidenta del Gobierno de Aragón. Consideran que es más oportuno que ella pida al Estado Español que intervenga en el conflicto para que en primera instancia y “como regla de cortesía”, lo solicite a Lérida. Si esto no funcionase creen que serían necesarias medidas más contundentes. Así lo establece en su comunicado: “los poderes superiores de los dos Estados (Español y Vaticano) deben bastarse para asegurar con sus propios medios, la ejecución de cuantos actos de extracción y traslado a las sedes propietarias sea preciso llevar a cabo.”

Las diócesis de Barbastro-Monzón y Huesca creen que la implicación de los estados sería necesaria y explican su negativa a la cesión de los bienes propuesta por el GA alegando que no sería ni “indispensable ni posiblemente útil”.

Además, explican que en la petición no se pondera que se trata de bienes destinados al culto divino y que con estas piezas “no se trata de bienes ni exclusiva ni principalmente histórico-artísticos, sino de bienes sagrados creados por la fe y devoción”. Añaden que no es cierto que las diócesis hayan estado inactivas porque Barbastro-Monzón intervino tanto en el procedimiento canónico que obtuvo la Sentencia del Tribunal Supremo de la Signatura Apostólica en 2007 y también se opuso a la demanda civil de la Asociación de Amigos del Museo de Lérida y obtuvo la desestimación de la demanda. Han sido pasos que no han conseguido la vuelta de los bienes, algo en lo que confían con la nueva vía en la que se involucren ambos Estados.

En estos momentos están trabajando para responder a la presidenta de Aragón la carta en la que ella mostraba su “profunda decepción” tras negarse a ceder la propiedad. Luis Fernanda Rudi deberá posicionarse en cuanto a la intercesión del Estado en un conflicto que lleva demasiados años sin solución.

EL CASO DE SIJENA

Aunque el caso de las pinturas murales de la Sala Capitular del Real Monasterio de Sijena no pertenece a las diócesis de Huesca ni de Barbastro-Monzón, los periodistas preguntaban en este encuentro a sus responsables. En ese caso la propiedad, la Orden de San Juan de Jerusalén, sí ha cedido al Gobierno de Aragón los derechos para reclamar la devolución de las pinturas.

El abogado y asesor jurídico de las diócesis oscenses, Hipólito Gómez de las Roces, no tiene ninguna relación con éste tema, pero considera que los acuerdos que se están llevando a cabo en este asunto tienen una “legalidad canónica dudosa”. En su opinión se trata de unas actuaciones “poco decorosas” y añade que “todos los antecedentes de Sijena tienen más de comercial que de canónicos”.

Comentarios