El ‘turismo de guerra’ en Monegros cobra cada vez mayor relevancia

Y es que el territorio de Los Monegros cuenta con gran cantidad de vestigios de la Guerra Civil, al encontrarse en una ubicación estratégica de lo que fue el denominado Frente de Aragón. Entre ellos, el aeródromo entre Sariñena y Albalatillo, la Ruta Orwell y las Tres Huegas con las trincheras rehabilitadas en la Sierra de Alcubierre, también en Tardienta, el bunker de Lanaja o el Centro de Interpretación ubicado en Robres. Desde el área de turismo en la Comarca aseguran que cada año se incrementa.

Se ha detectado que cada vez es mayor foco de atracción turístico y que no solo se mantiene sino que se aumenta. Es más, la técnico de turismo de la Comarca de Los Monegros, María Eugenia Guiral, asegura que en este 2013 hay muchos turistas procedentes de Francia, así como de Inglaterra e Italia.

Además de su patrimonio natural y monumental, el territorio de Los Monegros cuenta con un tercer elemento clave en el turismo de la zona como son los vestigios de la Guerra Civil existentes. Lo que se está fomentando además con visitas guiadas para grupos escolares y que cada vez tiene mayor demanda, principalmente proceden de Zaragoza, aunque también de Huesca o de Barcelona.

El espacio museístico en Robres se ha convertido en referente para estudiosos de diversos ámbitos. Es un centro que se inauguró en 2006 y desde entonces más de 7.000 personas han pasado por él.

El horario de visitas del Centro de Interpretación, Documentación y Estudios de la Guerra Civil española ubicado en Robres durante el sábado es de 11 a 14 horas y de 16.30 a 18.30 horas, y domingos y festivos de 11 a 14 horas.

La Guerra Civil española supuso un trágico acontecimiento bélico y tuvo en el denominado Frente de Aragón uno de los más importantes y duraderos ámbitos de la contienda. La línea de guerra atravesó la comarca de Los Monegros por la Sierra de Alcubierre, propiciando la construcción de pertrechos militares y elementos de defensa civil en ambas estribaciones y en las localidades del entorno.

Comentarios