Crece la tendencia de uso de refugios en montaña

La Federación Aragonesa de Montañismo (FAM) ha recogido datos de ocupación de los refugios de montaña de la provincia. La tendencia anual de su uso es creciente desde los años 80, y de hecho entre los meses de enero a junio ha habido casi 31.000 usos; 5.000 más que en el mismo periodo de 2012.   Son datos que invitan a pensar que el Pirineo altoaragonés tiene cada vez más visitantes. Sin embargo, este año, entre julio y septiembre, la ocupación ha sido algo menor que en la pasada anualidad; 1.000 usos menos. El responsable de refugios de la FAM, Sergio Rivas, considera que los datos son esperanzadores porque la tendencia de uso a lo largo de los años es “creciente” y asegura que solo el 12% de las personas que conforman estos datos proceden de la comunidad aragonesa.    Además la ocupación está reñida entre españoles y extranjeros, pues los datos de ocupación reflejan que prácticamente ha habido tantos nacionales como personas de otros países. Entre los nacionales, un 40 % está federado en asociaciones de montañismo. Los periodos de mayor uso, con mucha diferencia, son los correspondientes al verano. Eso sí, este tipo de turismo es muy dependiente de las condiciones atmosféricas.     La red de refugios de la provincia, en opinión de Sergio Rivas, es “modélica”, porque cuenta con servicios que en la actualidad no deben faltar en este tipo de infraestructuras como pueden ser helipuerto, zona de enfermería o sistemas energéticos de vanguardia.

Comentarios