Gonzalo Calcedo con “De tripas corazón” es el ganador de los Relatos Cortos de Monegros

Entrega premios Relatos Cortos Monegros

El palentino residente en Santader resultaba ganador del XV Certamen de Relatos Cortos “Tierra de Monegros”, que convoca con carácter anual la Comarca de Los Monegros y que en cada edición supera el número de obras presentadas, siendo un total de 612 en esta ocasión procedentes de 26 países. En una velada literaria, celebrada en Sariñena, ante medio centenar de asistentes y que cada año acoge la entrega de premios, el presidente de la Comarca, Alfonso Salillas, hacía entrega al ganador de los 2.000 euros por su obra “De tripas corazón”.

 

El relato ganador está escrito desde el punto de vista de un adolescente, que narra las primeras derrotas del mundo adulto, aunque no en primera persona, sino con cierta distancia con lo que narra el personaje, según explicaba su autor. Se trata de una anécdota que ocurre a lo largo de un verano, su relación con un profesor y la huella que se supone que dejará en él y que se extenderá a lo largo de su vida.

 

Gonzalo Calcedo decía sentir “una satisfacción enorme tras recibir el premio”, que se une a una larga lista de galardones, puesto que está considerado uno de los cuentistas españoles más brillantes y autor de referencia para los lectores del género. Su trayectoria está llena de premios, entre ellos los tres NH (uno por mejor libro inédito de relatos, otro por el mejor relato presentado en solitario y en 2012 al mejor libro de relatos), el Alfonso Grosso, el José Hierro, Tiflos, Caja España y Cortes de Cádiz, entre otros. Además, sus cuentos figuran en importantes antologías dedicadas a la narrativa breve, como “Los cuentos que cuentan”, de Juan Antonio Massoliver Ródenas y Fernando Valls; “Cuentos contemporáneos” y “Pequeñas resistencias”, de Andrés Neuman, entre otras.

 

El escritor se califica como “autor de cuentos” y entiende el cuento como un oficio, que dice es “el patito feo de la literatura, puesto que las cifras de ventas de relatos son pequeñas, ya que el lector está acostumbrado a la novela y el cuento le resulta extraño y demasiado exigente. “El cuento a veces es demasiado duro con el lector, obvia muchas cosas y esto es difícil”, señalaba. Funcionario en excedencia, entiende que los concursos literarios son una salida para los escritores de cuentos dado el panorama descrito. Desde su dilatada experiencia en certámenes, considera que el “Tierra de Monegros” está muy bien organizado y destaca la calidad de su página web.

 

Segundo premio y mejor relato monegrino

 

El segundo premio, dotado con 1.000 euros, recaía en la obra “La misión del Sargento Couto”. Su autor, Roberto Leliebre Camué, residente en Santiago de Cuba, no pudo desplazarse hasta Los Monegros para recoger el premio y en su lugar lo hizo el escritor madrileño Enrique Roca, de manos del vicepresidente comarcal, Daniel Périz. Roca agradecía en nombre del galardonado el premio y dijo que “el relato está contado con mucha agilidad e imaginación, que habla de las personas cuando se quedan a solas consigo mismas. Cuando pierden el entorno en el que están y cómo cambian la forma de ver al otro. Es un relato de gran calidad, muy bien resuelto y con mucha sensibilidad”.

 

En la categoría de relato ambientado en Los Monegros, dotado con 1.000 euros, el ganador fue el zaragozano afincado en Soria, César Ibañez, profesor de Literatura, a quien le entregaba el premio el alcalde de Sariñena, Francisco Villellas. Ibañez decía sentirse “muy contento” tras recibir el premio. A pesar de no haber estado nunca en Los Monegros y conocer el terreno “de pasada”, el escritor quiso ambientar aquí su relato por el paralelismo de su paisaje con los escenarios de los westerns. Fue así como este relato cuenta la posibilidad de que el director de cine John Ford hubiera viajado a España en 1959 y hubiera visto una puesta de sol en la localidad monegrina de Sena. Allí se encuentra con un pastor de cabras estadounidense que fue brigadista durante la Guerra Civil. Ambos conversan y de esa conversación surge el argumento del relato.

 

César Ibañez ha ganado numerosos premios de poesía, el más reciente el Blas de Otero del Ayuntamiento de Bilbao, por “La ruta de la sed”, el Gerardo Diego o el Alonso de Ercilla. Aunque escribe sobre todo poesía, también ha publicado dos novelas “Frutos caídos” y “La cueva de los diez acertijos”.

 

Los ganadores están disfrutando, además, de un fin de semana en el que conocen sobre el terreno los atractivos paisajísticos y culturales de Los Monegros.

Comentarios