La agrupación de voluntarios de protección civil de la Baja Ribagorza una de las más antiguas de la provincia

La agrupación de voluntarios de protección civil de la Baja Ribagorza es una de las cuatro que existe en la Ribagorza para apoyar cada uno de los parques profesionales que se localizan en el territorio en Graus, Benabarre, Villanova y una dotación en el Isábena. La agrupación de voluntarios de protección civil de la Baja Ribagorza es una de las más antiguas de la provincia que, por cierto, recientemente, era reconocida por la Guardia Civil, de Huesca, por su colaboración con este cuerpo de seguridad.

Audio sin título
Audio sin título

José Antonio Sistac, presidente de la misma, recordaba que los primeros voluntarios surgieron cuando, en la década de los 80, el Ayuntamiento de Graus, recibió, a través de DPH, los primeros vehículos de protección civil.

Llegaron a ser medio centenar de voluntarios, gracias, especialmente, al incendio de Seira con el que la gente se volcó.

Ese fue el momento en el que, oficialmente, nació la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil de Graus con estatutos y junta, que después pasó a denominarse “de la Mancomunidad” y, por último, con la transferencia del servicio a las comarcas “de la Baja Ribagorza”.

Explicaba Sistac que, en la actualidad, la agrupación la forman unos 36 voluntarios, de los cuales, operativos al 100% están unos alrededor de 12. Por eso, decía es importante no sólo la colaboración entre agrupaciones, y la presencia de voluntarios a los que calificaba de “imprescindibles”

El presidente de la agrupación destacaba también cómo en los últimos años, han disminuido los partes de accidentes y se ha pasado de hacer unos 40 al mes a apenas tener incidencias. Sistac lo achacaba a la crisis, que hace que la gente salga menos, pero también a la prudencia que, en el caso de los jóvenes, hace que a la hora de salir se organicen.

Comentarios