España, segundo país productor de porcino de la Unión Europea, incrementa su eficiencia productiva

cerdos cochinos porcino

Con motivo de la celebración este año de la vigésima edición de los Premios Porc d´Or, convocados por el IRTA (Institut de Recerca i Tecnologia Agroalimentàries) con la colaboración de Zoetis –como empresa coorganizadora- y del Gobierno de Aragón, la organización ha dado a conocer datos que reflejan la enorme transformación sufrida por el sector porcino, en España, en las últimas dos décadas. Los datos permiten realizar un análisis de la evolución de este sector en los últimos 20 años, lo que pone de manifiesto un continuo incremento en el tamaño de las granjas (de 719 cerdas por explotación en 2007 hasta las 986 cerdas en 2012).

Según el director del DDporc, este incremento se deriva de la búsqueda de una mayor profesionalización del sector, mejora de la organización de la producción, aumento de la eficiencia y economía de escala para optimizar costes.

En relación a la eficiencia productiva, el mencionado análisis pone de manifiesto que, en los últimos 20 años, se ha aumentado en casi siete lechones destetados más por cada cerda productiva al año, con una media de productividad del conjunto en 2012, de 26,57 lechones destetados por cerda productiva y año, y máximos registrados (en 2011), de hasta 33,26 lechones destetados, lo que sitúa a España entre los primeros países productores, en lo que a este índice técnico se refiere.

España, con 26 millones de cerdos incluidos lechones, cerdos en cebo, reproductoras y verracos, es el segundo productor de porcino a nivel de la Unión Europea y el cuarto a nivel mundial. Estas cifras han situado al porcino en lo más alto de los sectores productivos en España, con una aportación al PIB superior a los 4.500 millones de euros, lo que supone más de un 37% de la Producción Final Ganadera y del 14% de la Producción Final Agraria, y siendo el sector ganadero con mayor peso en la economía española.

En los últimos años, el sector porcino español ha pasado de ser importador a ser netamente exportador, incrementándose su volumen de exportaciones un 17% desde el año 2000 a causa, entre otros, de la mejora sanitaria de nuestra cabaña. Actualmente, el sector exporta casi el 40% de lo que se produce: más de 1.300.000 toneladas, de las que algo más de 1 millón se dirigen a la Unión Europea y algo más de 300.000 euros a países terceros.

Según explica Miguel Ángel Higuera, director de la Asociación Nacional de Productores de Ganado Porcino (ANPROGAPOR), entidad colaboradora del BDporc, durante los últimos años el comercio exterior del sector ha experimentado un incremento notable, no sólo en volúmenes de exportación sino en la calidad de las exportaciones, siendo en la actualidad mucho más estructurada. Actualmente las exportaciones intra y extra comunitarias han dejado de ser de “oportunidad” y puntuales para convertirse en un hecho estructural del que depende el correcto funcionamiento del mercado interno.

Sus exportaciones intracomunitarias se han incrementado en la última década un 266%, y el comercio extracomunitario un 540%. Los principales compradores intracomunitarios son Francia (22,67%), Portugal (14,73%), Italia (10,82%) y Alemania (6,06%). En el mercado de la Unión Europea se vende principalmente carne (73%), animales para sacrificio (10%), productos preparados (6% y aumentando) y despojos (5%).

En cuanto a la venta a terceros países, está liderada por el tándem China-Hong Kong, casi a la par con Rusia y seguida por Japón y Corea del Sur. En estos mercados, por productos, sigue predominando la carne (45%), seguida de los despojos (34%) y el tocino (10%).

Comentarios