Se modifica el proyecto de la calle Canellas para conservar los restos arqueológicos encontrados

restos arqueológicos Canellas

El Ayuntamiento de Huesca está llevando a cabo varias obras de mejora en el casco antiguo. Una de ellas, es la que se desarrolla en la plaza ubicada entre las calles Desengaño, Canellas y Peligros. En este punto aparecieron restos arqueológicos, unos sillares que fueron analizados por los técnicos. Según el informe de Patrimonio, estos restos deben ser conservados in situ así que el consistorio ha tenido que modificar el proyecto, que contemplaba la ubicación de contenedores soterrados en ese mismo lugar.   Así pues, los contenedores se colocarán en otro punto y los sillares se sellarán y protegerán para garantizar su conservación, explica Gema Allué, concejal de urbanismo. En este proyecto se incluye el saneamiento de las redes subterráneas y la reurbanización de la superficie, que contará con una plaza y escaleras.   Por otra parte, también se trabaja en reurbanización de la calle Zarandia, que permitirá conectar y facilitar la accesibilidad a las plazas de Los Fueros y de San Pedro. También se sustituirá la red de saneamiento.   Otra actuación destacada es la reurbanización del entorno de la Catedral por las calles Palacio, Doña Petronila y Escalinata. Las obras cuentan con un presupuesto de más de 467.000 euros.

Comentarios