La Apertura provoca malestar a los vecinos de la zona

botellón restos basura bebida

La noche de la Apertura Universitaria deja, como cada año, un rastro de malestar entre los vecinos de la zona donde se celebra esta fiesta; especialmente entre los que viven en Ingeniero Montaner, que perdura en el tiempo. Tanto comerciantes como vecinos se encontraban, en la madrugada de este viernes, restos de orines en sus portales o locales comerciales y todo tipo de suciedad. No obstante, muchos destacan la labor de las brigadas de limpieza que a primera hora habían resuelto los puntos más conflictivos, porque insinúan algunos vecinos que, a lo largo de la noche, ocurren cosas “increíbles”.

GALARIA DE FOTOS

Los vecinos y comerciantes de la zona no critican que se haga la fiesta en sí misma, porque creen que los “jóvenes deben divertirse”, pero “guardando respeto por los demás” que, dicen, es el tema que más se está descuidando. El acto de Apertura Universitaria fomenta un debate entre los vecinos sobre si hay otros lugares donde pudiera celebrarse o qué alternativas moderarían los efectos de esta fiesta. En este sentido, entre los afectados hay opiniones para todo.

Entre los comerciantes, el responsable de Electrodomésticos Fabra, Luis Manuel Fabra, está “cansado” de que todos los años se encuentre su local lleno de vomitonas, botellas y orines. La alternativa que propone es llevar este tipo de fiestas “al monte” donde “no perjudicarían a nadie”, y tener la “decencia de que cada grupo recoja sus restos del botellón”.

El rastro de malestar, probablemente, persista entre los afectados por esta celebración, que, aunque sea una vez al año, muchos vecinos consideran que cada vez constituye más una falta de respeto y pasa el límite.

Comentarios