La transición del papel al libro electrónico toma forma en Barbastro

El I Congreso del Libro Electrónico en Barbastro ha permitido escuchar los puntos de vista de más de 40 ponentes que han ido dibujando el panorama actual del libro electrónico. El ebook abre nuevos caminos para los escritores y multiplica por cuatro la compra de títulos una vez que el lector adquiere el dispositivo. Pero no todo son pros, este nuevo formato tiene que enfrentarse a la piratería y en algunos apartados como los libros de texto debe mejorar mucho para alcanzar la calidad que ofrece el papel.

El libro electrónico se encuentra en pleno proceso de desarrollo y los editores todavía no tienen claras las fórmulas para lograr exprimir al máximo las posibilidades que aporta esta plataforma. Los libreros son considerados los principales perjudicados de su desarrollo. Sin embargo, Juan Manuel Cruz, presidente de la Confederación Española de Gremios y Asociaciones de Libreros (CEGAL), asegura que asumen su implantación como un reto. En noviembre se pondrá en marcha un convenio entre CEGAL y la plataforma Tagus de la Casa del Libro, para poder comercializar los dispositivos y los ebooks en las librerías.

Editores, escritores, libreros, periodistas y otros profesionales llegados desde toda España han participado en el I Congreso del Libro Electrónico en el que, en total, ha habido más de 250 acreditados. Además, solo durante la mañana del viernes, más de 9.000 personas siguieron en algún momento el congreso gracias a su emisión en streaming a través de distintos medios.

El balance tanto desde la organización como entre los participantes es muy positivo. Fernando García Mongay, director del congreso, asegura que este certamen tendrá continuidad y el año que viene, Barbastro volverá a convertirse en la sede del libro digital.

Comentarios