18 detenidos, uno de ellos en Graus, y 11 imputados por distribuir en internet vídeos de pornografía infantil

Agentes de la Policía Nacional detenían a 18 personas e imputaban a otras 11 por distribuir en internet vídeos de abusos sexuales de adultos a niños de entre 4 y 6 años. Los ciberagentes localizaban 38 conexiones desde las que se habían realizado descargas y distribuido gran cantidad de archivos con pornografía infantil. En los registros realizados se intervenían 80 discos duros, 7 CPU, 10 ordenadores portátiles y cerca de 200 soportes de almacenamiento en diferentes formatos. Uno de los detenidos es de Graus y se le intervenían 4 discos duros, 1 torre de ordenador y 2 registros.

La investigación partía de varias denunciadas ciudadanas formuladas en Murcia. Los denunciantes pusieron en conocimiento de los agentes la existencia de una serie de vídeos que mostraban abusos sexuales a menores, que circulaban por la red como intercambio de archivos.

Estos archivos fueron utilizados por agentes especializados para realizar un seguimiento en una conexión red de inte4rcambio de archivos que permitía localizar 38 conexiones desde las que se descargaban y distribuían gran cantidad de archivos que contenían abusos de adultos a niños de entre 4 y 6 años de edad.

Se podían identificar y localizar a 29 presuntos autores de tenencia y distribución de pornografía infantil, levándose a cabo 38 registros en los que se incautaba gran cantidad de material informático.

Como resultado de las detenciones se pudo comprobar que una buena parte de los detenidos tenía amplios conocimientos de informática y también la mayoría de ellos tenían pareja o estaban casados.

La Policía Nacional recuerda que la colaboración ciudadana es clave para detectar la presencia de material pornográfico infantil en internet y que si se recibe, por cualquier medio, un material de este tipo, no se debe compartir y si denunciar de forma privada a denuncias.pornografía.infantil@policia.es. Recuerdan que producir, vender, distribuir, exhibir, ofrecer, poseer o facilitar por cualquier medio material pornográfico en cuya elaboración hayan sido utilizados menores de edad es delito.

La operación era desarrollada por agentes de la Brigada de Investigación Tecnológica, Brigada de Policía Judicial de Murcia y Brigadas provinciales o locales de Policía Judicial de Madrid, Barcelona, Tarragona, Girona, San Adriá del Besos, Sevilla, Córdoba, Jerez de la Frontera, Cádiz, Zaragoza, Huesca, Castellón, Valencia, Vitoria, Alicante, San Sebastián, Bilbao, Ciudad Real, A Coruña, Málaga, Burgos y Cáceres.

Comentarios