El consistorio de Graus agilizará los trámites para que el albergue vuelva a abrir lo antes posible

Ante el malestar entre la dirección del centro educativo IES Baltasar Gracián y entre algunos padres de alumnos respecto al desacuerdo por el cese del servicio de comedor en el albergue municipal a un número de alumnos desplazados que realizan actividades extraescolares, el Ayuntamiento de Graus ha indicado que seguirá colaborando con el IES en cuanto pueda y que se agilizará el proceso de contratación pública para limitar en el tiempo las molestias. El Consejo Escolar se reúne el lunes y ahí también se dará a conocer, a toda la comunidad educativa del IES Baltasar Gracián, la postura del consistorio.

Desde el Ayuntamiento manifiestan que el IES Baltasar Gracián no había solicitado formalmente que se ofreciera el servicio de comedor al albergue durante las actividades extraescolares en el periodo 2013/14, por lo que el servicio no está contratado, ni por el propio instituto, ni por los usuarios interesados. Lo que hizo el instituto fue solicitar, según explican desde el Ayuntamiento, el servicio verbalmente sin siquiera concretar días, número de alumnos y periodo. Por ello, en el mes de septiembre, se advirtió, verbalmente, que no se podía garantizar el servicio este año.

Con más de una semana de antelación, el consistorio comunicó a la dirección del instituto que el 28 de octubre se cierra el albergue con la intención de hacer pequeñas reformas y sacar a licitación pública la explotación del mismo por un tercero y así eliminar el coste deficitario que ese servicio conlleva, unos 45.000 euros al año. El plazo previsible  intención de nueva puesta en funcionamiento es principios de 2014.

La solución transitoria propuesta por el Ayuntamiento, al número indeterminado de alumnos que realizan actividades extraescolares y  a los que se les viene prestando ese servicio de comedor, es que éstos puedan comer de forma temporal e incluso a menor precio ( por 4,50 euros y no por 6 como hasta ahora) en el CP Joaquín Costa. Una vez adjudicado el contrato de explotación y entre en funcionamiento el albergue podrán hacer uso del mismo de nuevo. Restaría por dar solución al desplazamiento de los alumnos al colegio.

Comentarios