Sin servicio de bomberos siguen los 21.000 habitantes de Los Monegros

Es un debate que se genera en Los Monegros cada vez que se produce un incendio. Con mayor razón incluso en esta ocasión ya que se trató de un suceso en el centro urbano de Sariñena, lo que pudo derivar en daños personales. No tuvo mayores consecuencias gracias a la intervención del personal profesional de bomberos que acudió desde Huesca y al apoyo del equipo de voluntariado existente en Monegros que también realiza una labor encomiable.

Audio sin título
Audio sin título
Audio sin título

Sin embargo, esta situación pone de nuevo sobre la mesa la necesidad de un servicio de bomberos para la comarca de Los Monegros, que carece de equipos de emergencias propios con carácter profesional. Alfonso Salillas, presidente comarcal, asegura que ya lleva un tiempo solicitando un parque para Sariñena, que además de ser la capital monegrina, daría una ubicación estratégica al mismo.

La polémica está servida. El grupo político de Chunta Aragonesista en la Comarca es el más crítico con esta situación porque responsabiliza a la institución comarcal de no haber hecho nada y de que hace mucho tiempo que se arrastra este problema. Su portavoz, Chusé Rozas, dice que el equipo de gobierno comarcal, tanto de esta legislatura, como de la anterior, no ha dado prioridad al servicio de extinción de incendios mientras otras comarcas sí lo han hecho.

El equipo de gobierno actual, formado por Partido Aragonés y Partido Socialista, se defiende de estas acusaciones asegurando que las competencias en extinción de incendios son del Gobierno de Aragón y que por parte de Protección Civil están trabajando en ampliar la dotación de material y personal.

Aún con todo en la actualidad el municipio mejor dotado es Sariñena que cuenta con una dotación de bomberos voluntarios con dos camiones, también la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil con casi 40 personas de toda la Comarca que depende del consistorio, disponibles 24 horas y que de forma periódica reciben formación. Además de otras poblaciones, como Bujaraloz o Robres que tienen vehículos ligeros, a lo que hay que sumar los carros motobombas que dispuso la Comarca a través del Plan de Zona y de la DPH.

Mientras tanto son los bomberos de las comarcas limítrofes de la Hoya y del Bajo Cinca los que acuden desde hace gran cantidad de años a sofocar los incendios del territorio monegrino, teniendo que desplazarse desde lejos recorriendo grandes cantidades de kilómetros, lo que supone un tiempo de espera prolongado que puede entrañar un riesgo.

Comentarios