El grupo del 15-M logra la dación en pago en el caso de Blanca Sinchiguano

El grupo de vivienda del 15M de Huesca ha conseguido la dación en pago en el caso de Blanca Sinchiguano. Este miércoles, -tras nueve meses de protestas y negociaciones ante el Banco de Santander, que gestionó la hipoteca, y la financiera UCI- se ha firmado en Huesca el acuerdo que permitirá a la familia de Blanca comenzar de nuevo sin tener una deuda permanente tras perder la vivienda. Es la segunda dación en pago que cierra en la capital oscense este colectivo ciudadano que se moviliza por el derecho a la vivienda.

"Está claro que la denuncia y presión han dado su fruto”, señalan desde el grupo de vivienda del 15M. “El objetivo que nos propusimos hace un año se ha cumplido: hemos firmado el documento de dación en pago para la hipoteca de Blanca”.

Así lo narra una de las personas que ha participado asiduamente en las iniciativas de solidaridad con Blanca y sus hijas: “Si recordáis el pasado mes de febrero se colocaron mesas informativas en la Plaza Concepción Arenal, ante el banco Santander, todas las mañanas un par de horas. A partir de entonces fue cuando esta entidad financiera empezó a hacernos caso. Se puso en contacto con UCI (Unión de Crédito Inmobiliario) y tras meses y meses de negociación, pidiendo y pidiendo papeles, por fin, se firmó la dación en pago”.

“Desde el grupo de vivienda del 15M Huesca queremos manifestar que la dación en pago no es una solución, pero por lo menos es una salida y un comenzar desde cero para Blanca y sus hijas”. Queremos agradecer enormemente el apoyo de todas esas personas que se han ido pasando por las mesas informativas, por las asambleas y que han participado activamente en el grupo de vivienda para hacer esto posible. Detrás de esto hay meses de duro trabajo, protestas, mesas informativas y muchísimas llamadas de teléfono, ya que no se podía ir in situ a hablar con UCI, todo era telemáticamente. El esfuerzo ha merecido la pena y aquí estamos al pie del cañón para luchar con próximas entidades financieras.”

“Somos conscientes de que hay muchos casos más. Hay muchas familias que se están quedando sin casa tras haber ido pagando con apuros mientras tenían un trabajo, cuya pérdida les ha supuesto no poder cumplir con la cantidad mensual establecida. Esto ha provocado que los bancos y cajas de ahorros, a través de demandas judiciales de desahucio, estén provocando un sufrimiento a la sociedad en aras de sus beneficios. En estas actuaciones muestran que el sistema financiero no tiene corazón, máxime cuando ha sido uno de los causantes fundamentales de esta crisis”.

“Seguimos y seguiremos reivindicando el apoyo mutuo y el trabajo colectivo, que se materializan en esta ocasión con la consecución de la dación en pago. Y, por supuesto, seguimos haciendo un llamamiento a toda la sociedad para hacer fuerza común y paralizar esta injusticia, porque estamos seguros de que si se puede”

Comentarios