Visitas guiadas en la Catedral de Huesca, como monumento funerario

sepulcro museo Huesca diocesano

La Diócesis de Huesca ha preparado para el sábado 2 de noviembre, Día de Difuntos, dos visitas guiadas a la Catedral de Huesca, como monumento funerario. En concreto, a las 11 de la mañana y 1 de la tarde, se realizarán visitas a criptas, enterramientos y panteones.

Las visitas se iniciarán en las salas del Museo Diocesano (entrada por la recepción del museo: plaza de la Catedral, 4 – junto a Catedral), donde se comentarán algunos aspectos de diferentes piezas expuestas relacionadas con el ámbito mortuorio:

Parroquieta (Sala de Renacimiento y Barroco): lienzos de José Luzán sobre “La buena muerte”; el Juicio Final del retablo de Montearagón; ternos y antipendios para el oficio de difuntos; restos del antiguo catafalco mortuorio de la Catedral

Claustros( Salas de Arte medieval): sepulcros góticos del claustro del Papa Luna, lápidas y obituario del claustro románico.

Sala capitular( Sala de platería): retablo de la Salas, libros corales y relicarios.

En la Catedral se ofrece la posibilidad de acceder a espacios de visita restringida, que han servido históricamente para el enterramiento de distintas dignidades eclesiales y civiles como son las criptas de la sacristía (saneadas y acondicionadas en años recientes).

También se visitarán las sacristías de la catedral donde quedarán expuestos algunos libros del Archivo capitular relacionados con ceremonias de difuntos. Del mismo modo se prestará especial atención a aquellas capillas que fueron construidas con un fin funerario y donde se conservan lápidas o inscripciones mortuorias: capilla del Santo Cristo (con su actual columbario), capilla de San Andrés, capilla de la Virgen del Pópulo, capilla de San Jerónimo, Capilla de Santa Ana....Igualmente la capilla de Todos los Santos donde quedarán expuestos distintos relicarios de la Catedral.

La visita concluirá en la capilla y cripta que los hermanos Lastanosa construyeron como panteón familiar en la catedral, considerada uno de los conjuntos funerarios más bellos del barroco aragonés.

Comentarios