El Sariñena sigue sin conocer la victoria tras perder 0-2 con el Barakaldo

cd sariñena barakaldo

El Sariñena no pudo conseguir la victoria frente a uno de los mejores equipos de la categoría, el Barakaldo, y perdía por 0-2 en el campo de El Carmen. Los dos goles visitantes llegaban en la primera parte (minuto 19) obra de Expósito de penalti, que adelantaba a los vascos, y de Orbegozo, (minuto 29) que encarrilaba la victoria. En la segunda parte los de Manolo Villanova intentaban acortar distancias, pero el marcador ya no se movería. Los monegrinos continúan con 4 puntos, y sin conseguir la victoria en su andadura en Segunda División B.

 

El Club Deportivo Sariñena estaba flojo en la primera parte, sin un rumbo claro, quizás por el ansia por conseguir el balón, como señalaba el técnico Manolo Villanova, pero los goles llegaban por parte de los vascos con dos fallos de defensa. Primero un penalti muy discutido por la afición y diez minutos más tarde con un gol muy sencillo para el Barakaldo, pues el jugador visitante Orbegozo se quedaba solo frente a Moso que no pudo hacer nada por evitarlo.

 

En el descanso Villanova explicaba que tuvo una conversación muy seria con los jugadores, que hicieron un partido completamente distinto en la segunda parte, con mucha presión al equipo rival en cuestión de veinte minutos, que provocaron siete ocasiones de gol muy claras pero que no entraron en la portería de los vascos (uno daba en el larguero, otro dio en un palo, y el portero tuvo que esmerarse para detener varios disparos). A cuatro minutos del final del partido el Barakaldo jugaba con un hombre menos, expulsado Eneko Rubio por doble amonestación.

 

El entrenador del Barakaldo señalaba que no había sido un partido nada fácil, pues sus jugadores sufrieron mucho en la segunda parte, y aseguraba que en casa el Sariñena se lo va a poner muy difícil a los equipos visitantes. Villanova valoraba la derrota como “inmerecida” porque mientras los vascos no habían tirado ni una sola vez a puerta, más que en los dos goles que les llegaban por dos fallos de los monegrinos, éstos habían demostrado una capacidad de juego, de reacción y sobre todo de actitud muy buena. Quiere que el Sariñena siga en esa línea, confía en su equipo y aseguraba que no le baja la moral y tampoco la de los jugadores.

Comentarios