Cierre "satisfactorio" de Periferias para la organización a pesar de "los condicionantes económicos"

La XIV edición de Periferias terminaba este domingo, y no había previsión de que hubiera sorpresas fuera del programa. Desde la organización se señala la dificultad de congregar a centenares de asistentes en cada espectáculo, sobre todo si es de pago, desde el comienzo de la crisis económica. A falta recapitular y recoger las cifras que describan el éxito o fracaso de esta edición del festival, el director del mismo, Luis Lles, insinúa que “el nivel de calidad” ha sido “muy alto” y el volumen de público ha sido “similar al de años anteriores”; menor, eso sí, que el de la pasada edición, cuestión que atribuye a la temática. A partir del análisis de los datos de podrá determinar si la elección del horror como tema resultaba acertada.

Los presupuestos de este tipo de citas culturales se han reducido desde el comienzo de la crisis económica y la ciudadanía carece de recursos suficientes para acudir a estos certámenes. Son factores determinantes, pero la satisfacción de los organizadores al cerrar esta edición se debe, sobre todo, a que “cada tipo de espectáculo ha tenido su público”, y eso, en palabras de Luis Lles, es lo “importante” porque “el mundo de la cultura atraviesa un momento muy difícil” y ver que “hay gente que sigue acudiendo a los espectáculos es muy satisfactorio”.

Este martes, la organización del festival Periferias espera poder aportar datos concretos y tangibles sobre la asistencia de público en esta edición dedicada al horror. Entre los actos de los que se ha podido disfrutar, ‘El resplandor del terror’ era una serie de conciertos en la que colaboraba Radio Huesca como uno de los actos de su 80 aniversario. Además, el Blitz, Periferias Fashion Show; el homenaje al escritor Javier Tomeo, o las performances, exposiciones y espectáculos de danza y de teatro completaban el programa de actos.

Comentarios