La Catedral de Huesca se prepara, con ensayos, para el Tota Pulchra

La Residencia Sacerdotal acogerá los ensayos para el Tota Pulchra, todos los viernes de noviembre y el 6 de diciembre, a las 18:30 h. La Catedral de Huesca invita a participar a todos los músicos y cantores, tanto a los que ya han colaborado en ediciones anteriores como a otras personas que quieran incorporarse en esta ocasión. La víspera de la festividad de la Inmaculada Concepción se canta el Tota Pulchra, en una celebración en la que participan el Ayuntamiento de la ciudad de Huesca, la Universidad Sertoriana (actualmente I.E.S. Ramón y Cajal) y el Cabildo Catedral, instituciones que, desde el siglo XVI, han defendido la Inmaculada Concepción de la Santísima Virgen. Este acto tendrá lugar en la Catedral de Huesca el sábado 7 de diciembre, a las 7 de la tarde.

Huesca ha sido una de las ciudades que más ha luchado por la proclamación, la defensa y la celebración del privilegio de la Inmaculada Concepción de la Virgen María. Esta relación afectuosa entre dicha festividad y la ciudad oscense se remonta al siglo XIV. Sin embargo, una de las fechas más reseñables es el año 1564. Tras un nuevo brote de la peste, el Ayuntamiento y Cabildo Catedral hicieron voto de defender el privilegio mariano, uniéndose a ellos la Universidad.

En 1651 la peste asoló nuevamente la ciudad y las tres instituciones, Ayuntamiento, Cabildo Catedral y Universidad, hicieron voto de ir en procesión a la iglesia de San Francisco el domingo infraoctava de la Inmaculada. A ella se unieron todos los gremios y el clero parroquial.

Pocos años más tarde, en 1619, el Cabildo Catedral tomó el acuerdo de celebrarla con toda solemnidad, como la fiesta del Corpus. Y en ese mismo año la Universidad y los Cabildos Catedral y Municipal juraron oficialmente la proclamación y defensa de la Inmaculada Concepción.

En la Desamortización, cuando se cerró el convento de San Francisco, el Ayuntamiento pidió al Cabildo Catedral que la imagen de Nuestra Señora del Voto y la fiesta de la Inmaculada pasasen a la Catedral, donde continúa la celebración y la imagen del Voto recoge el fervor de los oscenses.

En 1954, centenario de la definición del dogma mariano, Huesca erigió el monumento a la Inmaculada y le dedicó la plaza en que está construido, con consagración especial de la ciudad.

Comentarios