El CIREF denuncia que las obras de reconstrucción en el Ésera están destrozando el río

En nota de prensa, el Centro Ibérico de Restauración Fluvial denuncia que las obras de emergencia que se están llevando a cabo en el río Ésera tras la riada del pasado mes de junio, lo están destrozando. Destacan que las obras que está acometiendo la Confederación Hidrográfica del Ebro no cuentan con proyecto ni con ningún estudio de impacto ambiental.

Argumentan la falta de sensibilidad ambiental en los trabajos que se están llevando a cabo. Añaden que “están destrozando todo ese dinamismo y naturalidad recuperada por un río que se encuentra en una zona de alta montaña a las puertas de un Parque Natural” y afirman que “olvidan las recomendaciones europeas explicando que en la Directiva europea de Inundaciones se señala que habría que considerar el territorio en riesgo como no urbanizable (…) incluida la posibilidad de retirar construcciones o instalaciones existentes que supongan un grave riesgo”.

Explican que las actuaciones que se están ejecutando, y que ya se han llevado a cabo de forma más puntual en otras zonas como los Llanos del Hospital o Senarta, no responden a una gestión coherente, responsable y respetuosa de un sistema fluvial a través de grandes movimientos de tierra y con la generación de ríos totalmente antropizados, incidiendo en la sensación de falsa seguridad que éstos crean en la población.

Y señalan que la crecida del río dejó bien a las clara los errores de gestión fluvial cometidos durante muchos años. “En unas horas el río generó nuevos cauces, amplió meandros y curvas, movilizó y depositó sedimentos... en suma, en unas horas el río Ésera recuperó una parte de lo que defensas, embalses, derivaciones para usos hidroeléctricos, políticas urbanísticas aberrantes, etc, le habían robado durante décadas. Recuperó su naturalidad”, añaden.

Comentarios