Se analiza el uso de vehículos aéreos no tripulados para usos agrícolas, ambientales y arqueológicos

Unas jornadas analizan en el Campus de Huesca el uso de vehículos aéreos no tripulados para usos agrícolas, ambientales y arqueológicos. Alfredo Serreta, profesor de la Escuela Politécnica Superior de la capital altoaragonesa, dirige esta actividad que se celebra este jueves y viernes en la sede del citado centro. Este encuentro forma parte de la programación de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, cuya sección aragonesa está ubicada en la sede oscense de la Universidad de Zaragoza.

Según los organizadores, el desarrollo de la tecnología y abaratamiento de costes está poniendo a disposición de la sociedad y de la comunidad científica y técnica los UAV (Unmanned Aerial Vehicles) para la observación del territorio. En estos instrumentos, explican, se pueden embarcar diferentes sensores, que van desde cámaras fotográficas, hasta complejos sistemas térmicos o espectrales que habilitan una nueva forma de obtener datos del territorio. Cartógrafos, geógrafos, arqueólogos, agrónomos y ambientólogos (titulados en Ciencias Ambientales), pueden hacer uso, entre otros, de estos recursos.

En las dos jornadas del encuentro, ponentes de universidades y centros de investigación españoles y extranjeros muestran cómo pueden ser utilizados estos instrumentos a las más de 80 personas, entre profesionales, técnicos de empresas y de la administración, investigadores y estudiantes que se han inscrito.

Las labores de topografía y cartografía de distintas especialidades son las más beneficiadas actualmente por el uso de drones en el ámbito civil, señalaba el coordinador del encuentro Alfredo Serreta, que también cita, entre otras, su utilización para el seguimiento de fauna. Y recuerda que en la agricultura también se están empezando a usar (en la provincia de Huesca en viñedos sobre todo), para detectar, a través de cámaras térmicas y otros medios, el estrés hídrico de los cultivos, posibles enfermedades o las oscilaciones en el vigor de los cultivos.

El encuentro se iniciaba este jueves, con una conferencia sobre la la realización de cartografía de patrimonio cultural y arqueología con vehículos aéreos no tripulados, que impartía el profesor de la Universidad de Siena, Stefano Campana. Por su parte, Marco Casella, desarrollaba posteriormente el uso ‘drones’ de ala fija en la topografía a baja altura.

Por la tarde, (y tras una demostración de vuelo de estos equipos que se habrá iniciado alrededor de las 15 horas) el investigador del Grupo Primeros Pobladores del Ebro de la Universidad de Zaragoza Jorge Angas, realizaba una aproximación para su uso en topografía para obra civil y patrimonio cultural.

Este viernes, a partir de las 9 de la mañana, Miguel Ángel Moreno, profesor de la Universidad de Castilla- La Mancha hablará del uso de cámaras térmicas en drones para la toma de datos en la investigación agraria. Y a partir de las 11 horas, el director de la Estación Biológica de Doñana, Juan José Negro, explicará el uso que realiza de estos vehículos no tripulados para el seguimiento de fauna, o para la realización de inventarios de fauna y flora.

Cerrará la mañana una demostración de vuelo con UAV de ala fija y rotatorios, prevista para las 12,30 horas. Y, ya por la tarde, a las 16,30 horas, Pablo Zarco, investigador del CSIC, impartirá la última conferencia que abordará la toma de datos con cámaras multiespectrales e hiperespectrales.

Comentarios