Los índices de ozono troposférico registrados en Monzón no vulneraron los parámetros legales

El Ayuntamiento y la Concejalía de Medio Ambiente en relación con noticias recientes sobre los episodios de alto nivel de ozono troposférico registrados en Monzón señala que en ningún caso se alcanzó el índice 180 (aviso obligado a la población), y las 29 superaciones del índice 120 (origen de las noticias de estos días) no se computan en el contexto temporal de un año, sino en el de tres. Así, desde 2007, en Monzón no se han registrado más de 25 de promedio en ningún trienio (sí es cierto que los años 2009 y 2013 saltaron esa raya). Por tanto concluye, que no se vulneraban los índices marcados por la legislación vigente.

La concejalía recuerda que el ozono troposférico está considerado hoy como uno de los principales contaminantes atmosféricos en Europa, tanto por su amplia distribución geográfica como por sus perniciosos efectos sobre las personas, la vegetación, la biodiversidad y los ecosistemas.

Además, continúa, que se trata de un contaminante secundario formado a partir de otros que son los que realmente se emiten, como los óxidos de nitrógeno y los compuestos orgánicos volátiles, y cuyo ciclo de formación, dispersión y deposición resulta extremadamente complejo.

Los niveles de ozono, sujetos generalmente a ciclos diarios, alcanzan los valores máximos a mediodía, cuando la radiación solar es más intensa y la temperatura más elevada. Lógicamente, las mayores concentraciones se dan en primavera y verano. Por otro lado, los estudios que abarcan varios años reflejan importantes variaciones del índice como consecuencia de los vaivenes del clima y otras variables.

Por este último motivo, las normativas europeas y española que controlan la calidad del aire basan los objetivos de calidad en “promedios correspondientes a varios años consecutivos” (tres en lo referente a la salud humana y cinco por lo que respecta a las afecciones a la vegetación).

Índices de referencia (presencia de ozono troposférico en el aire):120 microgramos/m3: “valor objetivo” deseable como máximo (valga la expresión), es decir, el listón a partir del cual hay que estar “vigilantes”. (Ver el siguiente epígrafe de este listado).180 microgramos/m3: índice que conlleva la obligación de informar a la población y recomendar, básicamente, que los niños, los ancianos y las personas con enfermedades respiratorias no realicen esfuerzos físicos desacostumbrados y prolongados al aire libre. 240 microgramos/m3: índice que implica dar la alerta a la población. Concentración preocupante de ozono. Contaminación alta.

En Monzón, de enero a octubre de 2013 se han registrado 29 superaciones del primer índice (120). La legislación señala un máximo de 25, pero de valor promedio en un trienio, y eso no ha ocurrido en nuestra ciudad.

Comentarios