Detenidos dos jóvenes por colocar un falso artefacto explosivo en las Pajaritas

caja bomba Parque Miguel Servet

La Policía Nacional procedía a la detención de dos jóvenes oscenses, acusados de un delito de desórdenes públicos, acusados de poner un falso artefacto explosivo en la proximidad del monumento de las pajaritas el pasado día 6 octubre de 2013. El hecho tuvo lugar 4 días después de que un artefacto explotara en la Basílica del Pilar de Zaragoza, siendo reivindicado por un grupo anarquista.

La Unidad Territorial de Información ha investigado durante un mes toda la información recopilada en el lugar, testigos y otros indicios que el pasado fin de semana daban su resultado.

Da la coincidencia que la caja que apareció junto al monumento de las Pajaritas de Huesca, también venía rotulado con signos anarquistas y con un rótulo donde se podía leer claramente “Vais a morir”.

Los dos responsables identificados y detenidos son menores de edad, de 16 años, sin antecedentes, vecinos de Huesca, llegaron al lugar ocultando su rostro con dos medias y se fueron del mismo tras depositar sobre un transformador o caja de luces del parque la caja con su contenido.

Los testigos declararon en su día ante los investigadores, que sobre las 7 de la tarde de ese día, dos jóvenes llegaron con medias en sus rostros, lo que dificultó totalmente su identificación, depositando una caja sobre la construcción que protege el cuadro de luces, marchando rápidamente del lugar.

Las personas que en ese momento se encontraban en el parque alertaron a los servicios del 091, realizando las primeras gestiones en el lugar. Tras acordonar la zona, especialistas de policía científica tomaron muestras y se llevaron la caja, comprobando previamente que se trataba de un artefacto simulado.

El delito de desórdenes públicos, contempla la figura de la afirmación falsa de la existencia de aparatos explosivos y lo castiga con penas de 6 meses a 1 año de cárcel o multa de 12 a 24 meses, atendiendo la alarma causada (art. 561 del vigente Código Penal). Los menores quedaron en libertad con cargos, acompañados de sus padres, tras prestar declaración.

Comentarios