El pequeño comercio no puede competir con las grandes superficies en las aperturas en festivos

El Gobierno de Aragón publicaba recientemente el decreto que marca los once festivos en los que el comercio aragonés podrá abrir el próximo año 2014. Este año ha sido el primero en el que, en lugar de 8 festivos, se pasó a 11, una medida del ejecutivo autónomo que fue muy protestada por el pequeño comercio, que sigue sin estar de acuerdo con ello. También les parecen excesivos que se hayan marcado 4 festivos en los que se podría abrir en Navidad. Estas próximas fiestas, en todo caso, los comercios de Huesca abrirán los domingos 22 de diciembre y 5 de enero.

Los festivos que se marcaron para 2014 son los días 5 y 12 de enero, 6 de abril, 4 de mayo, 6 de julio, 7 de septiembre, 1 de noviembre, y 6, 14, 21 y 28 de diciembre. Si bien es cierto que el pequeño comercio puede abrir cuando lo desee, desde la Asociación de Empresarios de Comercio de Huesca se asegura que no suelen hacerlo, ni siquiera en todos esos 11 días, porque el coste para el empresario, en horas extras o días libres con que tienen que recompensar a sus empleados, es demasiado elevado.

El decreto del ejecutivo autónomo ofrece la posibilidad de que, en cada localidad, se puedan cambiar hasta dos de esos días festivos propuestos. Sin embargo, el comercio oscense no va a hacer ninguna propuesta de cambio, porque consideran que no tiene sentido cerrar en Huesca cuando las grandes superficies de Zaragoza estén abiertas.

Responsables de la Asociación de Comerciantes recuerdan que, por las estadísticas recogidas, no se vende más por la apertura de comercios en festivos, ya que la economía es la que es y está en una situación muy precaria. Se trata, aseguran, de beneficiar a las grandes superficies comerciales, que evidentemente no juegan con la misma baraja que el pequeño comercio.

Por otro lado, los comerciantes sienten que no hay coherencia entre los gobiernos, ya que por un lado se insta a la conciliación de la vida familiar y laboral, y a la adecuación de los horarios de salidad de los trabajos para acabar antes, como en el resto de Europa, y por otro lado, se aprueba la apertura en festivos, que tanto perjudica a estos trabajadores.

Comentarios