El GA no convence a familiares y usuarios de la Agustín Serrate

Antonio Villacampa

El director general de Plantificación y Aseguramiento del Departamento de Salud, Antonio Villacampa, no convence a usuarios y familiares de la Fundación Agustín Serrate. La intención era trasladar tranquilidad pero el sentir general, según declaraban a la salida, era de incertidumbre. El GA asegura que el nuevo contrato aumentará unos 200.000 euros la partida presupuestaria para que se mantengan “los mismos servicios”, pero no se atreve a asegurar si el centro de día seguirá abierto los fines de semana o si con ese dinero se contratarán 22 personas cuando los 22 funcionarios sean trasladados.

Lo que sí se asegura es que se mantendrá el horario del centro de día Arcadia hasta después de cenar durante los días laborables. "Esta indicación está avalada por lso profesionales de Salud Mental del sector".

El GA sigue aludiendo criterios de legalidad, y no políticos, para realizar los cambios. Villacampa reitera que no pueden permanecer esos 22 funcionarios y recuerda que deben abrir un proceso de concurso público al que puedan presentarse todas las entidades para evitar una contratación “a dedo”.

A los familiares y usuarios no les valen estas explicaciones. No entienden por qué un servicio con el que están tan contentos se cambia. Aseguran que el de la Fundación Agustín Serrate es un modelo copiado por otras Comunidades e incluso por entidades de otros países. Los familiares mostraban su preocupación por cómo iban a afrontar este cambio los usuarios. “Están muy nerviosos y tienen un vínculo muy fuerte con sus monitores”, recuerdan Asunción Albás y José Luis Barreu, padres de Lorenzo.

Antonio Pérez salía muy desilusionado de la reunión. Explica que ha vivido “prácticamente toda la vida en la calle” y que ahora se encuentra “bien porque está cuidado y acompañado con gente que le aprecia”. Tiene miedo de que pueda volver a recaer si hay un cambio “tan de golpe como lo quieren hacer”. David Ruiz no confía en que si cambia la entidad y tiene ánimo de lucro el sistema de rehabilitación funcione. “Eso no es terapia”, asegura. Otro usuario, Antonio Baldés, cuenta que tuvo dos ingresos en la unidad de agudos del hospital San Jorge, que tras cinco años en Arcadia no ha vuelto a recaer y que ahora es feliz.

Otro asunto que les preocupa es el de los centros especiales de empleo. No entrarán en el contrato público que salga en diciembre “porque eso le compete al INAEM”, recuerda Villacampa.

Las palabras del GA aseguran que la atención que reciben “va a seguir como hasta ahora, con la misma calidad asistencial”. Puede o no puede ser la Fundación Agustín Serrate porque es un concurso público. Añaden que “hace ya un año que el departamento hizo saber al Patronato de la Fundación Agustín que ya solo quedaba un año de prórroga de su contrato y que por ley la Fundación debía adaptarse al escenario que supone la gestión de los recursos sin poder disponer de los trabajadores públicos.”

El próximo lunes el consejero de Sanidad se reunirá con el presidente de la Fundación Agustín Serrate, José Fernández Iglesias, en Zaragoza. Este viernes los trabajadores y usuarios han convocado un acto festivo y reivindicativo en la plaza de Navarra de Huesca bajo el lema “Arcadia es salud”.

Comentarios