Nuevos pasos técnicos para la futura construcción del embalse de Almudévar

Siguen dándose pasos en lo que es la tramitación del proyecto de construcción del embalse de Almudévar. Recientemente se conocía que habían sido tres, las empresas que habían presentado oferta para la redacción del proyecto y construcción de la obra. Este jueves se reunía la mesa de calificación de la documentación administrativa, para comprobar todo lo que habían presentado esas empresas. Se trata de un trámite administrativo más, de los que se van a ir llevando a cabo, para empezar a conocer esas ofertas. Sin embargo, por el momento, no han trascendido ni quiénes están detrás de las ofertas, ni tampoco las cantidades que se proponen.

Dentro de una semana, el 21 de noviembre, se abrirá la documentación técnica de las propuestas, y habrá que esperar al 6 de marzo para la apertura de las ofertas económicas. A partir de allí, se procederá a la adjudicación

Hay que recordar que el Boletín Oficial del Estado publicaba el pasado 29 de julio la resolución de la Dirección General del Agua, por la que se anunciaba la licitación por procedimiento abierto, para el contrato de las obras del embalse de Almudévar. El importe total era de 208 millones de euros, y el plazo de ejecución de las obras de 48 meses. Se trata de la primera fase dentro de las obras que, posteriormente, incluirían las del embalse de Biscarrués. La redacción del proyecto fue licitada por 600.000 euros.

El objetivo de la actuación es aportar caudales al sistema de riegos del Alto Aragón mediante la construcción del embalse de Almudévar, con una capacidad de 169,71 hm3, que se ubicará al suroeste de Huesca a unos 14 km de distancia, y a unos 3,5 km al norte de la confluencia de los canales de Monegros y del Cinca en Tardienta. Se concibe como un embalse lateral de regulación, tanto de los caudales del Gállego como de los del Cinca a través de dichos canales, mediante el almacenamiento de caudales en un embalse interior de la zona regable de Riegos del Alto Aragón.

Mediante este embalse interior, los caudales procedentes del Gállego que superan la capacidad de embalse de la Sotonera y los excedentes de la regulación del Cinca, se pueden almacenar durante los períodos de mayor aportación, para ponerlos a disposición del sistema en los momentos de escasez, haciendo frente a la situación de déficit que presenta en la actualidad el sistema de Riegos del Altoaragón, situación que será todavía más deficitaria cuando se complete la transformación del sistema, permitiendo una mejora de la explotación del sistema y un aumento las garantías de riego, sin afectar a ningún cauce ni a zonas que presenten figuras de protección medioambiental.

El embalse así planteado, ayudará a cubrir las demandas de riego en la actualidad, y las que se deriven de la transformación completa de Riegos del Altoaragón. Con ello se pretende incrementar las garantías del sistema, sin que ello suponga un incremento de la superficie regable.

Comentarios