Puesta en marcha del Plan de vialidad invernal

Para la campaña 2013-2014 de vialidad invernal, la Diputación destina cerca de 550.000 euros para actuar tanto en prevención como en limpieza de las carreteras durante los meses de invierno; son en total unos 1.600 kilómetros de carreteras de titularidad provincial y municipal. 92 núcleos se encuentran entre los 800 y los 1.700 metros y en los que se ubican alrededor de 10.500 personas, la DPH cuenta con 1.000 toneladas de sal.   Estos son los datos más llamativos que hacen imaginarse la magnitud de la campaña invernal para los desplazamientos en cerca de 650 poblaciones cuyo único acceso se realiza a través de la red local y provincial. Se desarrolla siguiendo un modelo basado en el despliegue de los medios por todo el territorio en un ámbito de colaboración entre la Diputación de Huesca, las diez comarcas altoaragonesas y los distintos Parques de Protección Civil.   La meteorología es la que activa de forma automática este servicio cuando llegan las primeras nieves y a partir de ahí se actúa en la limpieza de las carreteras, su señalización, y en la prevención de la producción de hielo y extensión de fundentes cuando sea necesario. En cifras, el dispositivo se va a desarrollar en más de 1.600 kilómetros de carreteras, de los que 900 se sitúan por encima de 500 metros. El total soporta un tráfico de unos 36 millones de vehículos por kilómetro al año y si se traduce en habitantes con este plan se atiende a unos 30.000.   Este Plan lleva en marcha desde la década de los 80, y dede entonces se han coordinado esfuerzos entre distintas instituciones para la atención y el mantenimiento de las carreteras de titularidad provincial y municipal durante los meses de invierno. 

Comentarios