“Saber estar” para niños

Las oscenses Jara y Lucía Bernués, expertas en protocolo, son las autoras de cuatro nuevos libros de fichas de la colección “Saber estar”, dirigidos a niños entre 8 y 12 años, que se han publicado este año. Aunque se editaron antes del verano y ya se están usando en colegios de toda España, los libros se presentarán en el XII Congreso FERE que se celebrará esta semana en Valladolid. Con el lema “Escuela creativa”. Este congreso es el más importante del sector de la educación concertada y religiosa, y se espera la asistencia de alrededor de 1.500 personas, con representantes de unos 800 centros educativos de toda España y alrededor de un millón y medio de alumnos.

La colección “Saber estar”, única en su sector, está formada por cuadernos prácticos para que los profesores puedan utilizarla en sus clases y tutorías, y también está dirigida a los padres como actividad complementaria que pueden realizar en casa con sus hijos. La intención formativa es que los alumnos puedan reflexionar sobre las normas de conducta, el comportamiento y otros valores básicos que deben ser la base del trato con los demás en la vida diaria, siempre de una forma amena y entretenida, siguiendo ejercicios muy visuales y entendibles. Los cuatro títulos, de venta también en librerías, están dirigidos a alumnos de Primaria: Cómo comportarse en la mesa y Cómo comportarse en el colegio, para niños de 8 a 12 años y Cómo tratar a los demás y Cómo cuidar tu imagen, de 10 a 12 años.

Según explica Jara Bernués, “nuestra intención era crear algo que no encontrábamos en el mercado, para enseñar a los niños buenos hábitos que les ayuden a ser más felices, y enseñarlo de una forma divertida. Además, el conocimiento nos hace más libres y, por lo tanto, más felices. La buena educación y la felicidad están íntimamente ligados”. Los talleres prácticos se plantean como complemento para que los niños interioricen la formación. “Es una apuesta por los valores, actitudes y capacidades socioemocionales que implica la buena educación, y por el convencimiento de que sólo a través de la experiencia personal y reflexiva de esos valores nos encontraremos en situación de manejarnos con seguridad, confianza y plenitud en nuestras relaciones con los demás, con el medio y sobre todo, con nosotros mismos”, explica la coautora.

Comentarios