La Fundación Agustín Serrate sigue peleando la continuidad de su modelo

La Fundación Agustín Serrate no se resigna a perder a los 22 funcionarios y sigue manteniendo su postura de que los puestos de trabajo de los centros especiales de empleo peligran. El Gobierno de Aragón ha declarado en varias ocasiones que se garantizará la atención y que la nueva adjudicataria, repita o no esta Fundación, deberá tener centros especiales de empleo. El punto discordante está en que los detalles, al parecer, no entrarán en el nuevo pliego porque, a juzgar por el Departamento de Sanidad, dependen del Inaem.

Este lunes se reunía el consejero de sanidad, Ricardo Oliván, con representantes de la Fundación. El encuentro se calificaba como receptivo, pero ambas partes continúan en sus posturas. El Gobierno de Aragón reitera que el traslado de los 22 funcionarios es algo a lo que le obliga Intervención General. La Fundación Agustín Serrate cree que se podrían buscar otras soluciones.

Otro punto en el que la Fundación no ve garantías es en el de la continuidad de los 44 puestos de trabajo de los usuarios con enfermedades mentales que trabajan en los centros especiales de empleo.

Desde el Departamento de Sanidad han mostrado su malestar por lo que consideran informaciones y acciones que han creado inquietud en usuarios y familiares, y reiteran que la atención a la salud mental en Huesca no está en peligro.

Todas las voces coinciden en reconocer el trabajo que ha realizado esta Fundación, con un modelo de atención integral que abarca la vida cotidiana e independiente, el empleo o el ocio. Todo ello contribuye a la disminución de los ingresos en la unidad de agudos del hospital San Jorge y a la recuperación de sus usuarios, en torno a 170 personas con problemas de enfermedad mental.

Comentarios