El comercio de proximidad, motor de desarrollo económico local en Aragón

La novena Aula de Formación de Consumo, organizada por la dirección general de Consumo del departamento de Sanidad, Bienestar Social y Familia, ha querido analizar uno de los aspectos más importantes para la economía aragonesa y para los consumidores: el comercio de proximidad. El director general de consumo, Sergio Larraga, era el encargado de inaugurar esta jornada que lleva el título “Los consumidores, de compras”. El pequeño y mediano comercio es el motor del desarrollo económico local, no sólo por el importante volumen de empleos que genera, sino también por constituir un elemento vertebrador de la vida social. Este comercio garantiza en muchas ocasiones, además, una mayor calidad en el consumo.

Paralelamente, el futuro del comercio tradicional se encuentra en entredicho por dos frentes: por una parte, la creciente implantación de hipermercados, grandes superficies y cadenas extranjeras que les resta capacidad de competir en precios y productos; y por otra, el incremento del nivel de exigencia de los consumidores, que demandan valores añadidos a sus compras como la calidad y eficiencia en el servicio prestado.

Teniendo en cuenta este contexto, y como medidas específicas, se está fomentando:

- Favorecer el asociacionismo económico de los trabajadores autónomos y pequeños comercios y servicios

- Impulsar el desarrollo de certificados y acreditaciones de excelencia empresarial.

- Potenciar la Ventanilla Única Empresarial (Cámara de Comercio) como oficina de gestión y asesoramiento, facilitando toda la ayuda necesaria y agilizando trámites para que la puesta en marcha de las empresas sea paralela a la concesión de la licencia de apertura y otros trámites necesarios.

- Garantizar la presencia del trabajo autónomo y pequeño comercio en los órganos de participación, especialmente a nivel local.

- Promover desde las administraciones planes destinados a la incorporación de las nuevas tecnologías para comerciantes y autónomos.

- Controlar eficazmente la venta ambulante para evitar perjuicios a los comerciantes legalmente instalados.

- Impulsar una política de marcas y distintivos de calidad de los comercios.

- En cuanto a la influencia del turismo en el comercio, incidir en campañas de difusión de nuestros productos (en coordinación con instituciones y asociaciones), y apoyar la elaboración de guías sectorializadas de información al consumidor en general y al visitante específicamente, en las que se incluyen los mapas comerciales de la ciudad.

- Fomentar la modernización integral del sector comercial mediante el fomento a la transformación y reforma de galerías y mercados.

- Desarrollar aquellas actuaciones urbanísticas que mejoren la accesibilidad de la oferta comercial local, y la hagan más atractiva.

- Garantizar que las obras y proyectos urbanísticos con incidencia temporal amplia en el comercio de una zona, no se lleven a cabo sin ser oídos los representantes de los comerciantes y ser atendidas sus propuestas.

- Revalorizar la calle como un atractivo comercial más, a través del contacto con las asociaciones de comerciantes, juntas de distrito y la asociación de vecinos de la zona comercial.

- Fomentar tarjetas o promociones con las Asociaciones de comerciantes que permitan beneficiarse de la oferta lúdica y cultural del sector, facilitando el acceso a parkings, transporte público, cines, museos, etc.

- Potenciar la Feria de Muestras como forma de difusión del comercio autóctono a través de ferias y certámenes comerciales.

En esta aula de noviembre también se quería analizar la liberalización comercial debido a que, actualmente, se está llevando a cabo un proceso de estas características, teniendo siempre en cuenta los intereses y derechos de pequeños comerciantes y grandes distribuidores.

Comentarios