Con la Ley de Tasas, el acceso del ciudadano a la Justicia ha sido restringido

Un año después de la publicación en el BOE de la Ley de Tasas, el mundo de la judicatura sigue mostrando su rechazo. Los ciudadanos han visto limitado su acceso a la Justicia, al tener que pagar importantes cantidades de dinero por presentar pleitos. Una treintena de abogados, jueces y magistrados se concentraban este miércoles ante la Audiencia Provincial de Huesca para manifestar su rechazo a la Ley de Tasas. También se presentaba un "manifiesto social" contra esta ley, respaldado por sindicatos y asociaciones de abogados y jueces.

Abogados, procuradores, fiscales, jueces o asociaciones de consumidores se muestran contrarios a esta Ley. Los propios abogados confirman que se empieza a notar que descienden los pleitos y también las consultas que, sobre pleitos, realizaban los particulares, no solamente en los juzgados, sino también en sus despachos.

El abogado Pablo Malo afirma que, en esta época de crisis, convertir a la Justicia, que es un derecho universal, en un elemento tributario, es algo que no ha gustado al ciudadano. Además, como las tasas son elevadas, se han ido cortando las distintas instancias de que se compone la Justicia, y esto hace que mucha gente se lo piense mucho antes de llevar sus asuntos a los juzgados y a la hora de apelar. Ello no significa que el ciudadano no crea que no tiene razón, sino que no puede alcanzar la Justicia.

El contencioso administrativo ha sido el beneficiado de que la gente no acuda a pleitear, y por ende, la Administración. El Consejo General de la Abogacía constata que el 40% de los procedimientos que se instaban contra la Administración han sido eliminados.

Por otro lado, las apelaciones a nivel civil también se han puesto muy caras. Cuesta un mínimo de 1.000 euros, y los bolsillos, hoy en día, no están para estos gastos. Es evidente que hay juicios que hay que llevar adelante (pleitos por tierras, herencias, divorcios…), pero el consumidor se lo piensa más. Los juzgados de Zaragoza, por ejemplo, calculan entre un 12 y un 15% la disminución de los pleitos civiles.

Pablo Malo recuerda que, en su momento se dijo que la Ley de Tasas serviría para financiar la justicia gratuita, pero hasta el momento no se ha transferido nada de dinero a la Consejería de Justicia. Es más, lo que se ha recaudado, no se sabe a dónde ha ido.

Comentarios