Riegos homenajea a la CHE en los actos de su centenario

trillo presidentes che

Riegos del Alto Aragón celebraba este jueves su V Jornada Técnica. En ella y siguiendo con los actos de celebración del centenario de Riegos, se homenajeaba a cuatro ex presidentes de la Confederación Hidrográfica del Ebro: Eugenio Nadal, Tomás Sancho, José Vicente Lacasa y Rafael Romeo. Siempre han trabajado por la mejora de infraestructuras hidráulicas, algo que sigue siendo clave para el desarrollo de las zonas regadas.

Tomás Sancho habla de una “fase de cierre” del sistema de Riegos del Altoaragón. “Con el embalse de Almudévar y la regulación de Biscarrués, más completar todo el regadío de Monegros, ya se consumará este gran sistema. Al haber más disponibilidad de agua se sacará más provecho a la zona regable, se podrá extender el sistema de dobles cosechas y tener más productividad.

César Trillo, presidente de Riegos del Altoaragón, señala la dificultad de la elección de los cuatro ex presidentes de la CHE que iban a recibir el reconocimiento. Finalmente eligió a estos cuatro, de entre todos los que hay, atendiendo a varias razones. Dos son del PP y otros dos del PSOE, dos son Ingenieros de Caminos y otros dos Ingenieros Agrónomos, dos procedían de la propia Confederación Hidrográfica del Ebro, y otros dos pertenecían a otros ámbitos laborales. Todos ellos trabajaron intensamente por la CHE y dejaron una importante huella.

El acto de homenaje a los presidentes se celebraba coincidiendo con las V Jornadas Técnicas de Riegos del Altoaragón. En esta ocasión se hablaba de fertilización nitrogenada. En estos momentos los agricultores y ganaderos están pendientes de una nueva regulación que amplía la zona vulnerable. Cientos de agricultores deben adaptarse a nuevas normas que buscan proteger las aguas subterráneas de la contaminación del nitrógeno que llevan muchos abonos.

Con la nueva regulación se amplía del 5% al 11% el terreno vulnerable a estos fertilizantes. La zona de secano es la que mayor número de hectáreas incluye a esta zona. Los agricultores y ganaderos están obligados a llevar una contabilidad de las aportaciones fertilizantes que realizan en cada parcela que trabajan y que se incluye en el nuevo mapa de zonas vulnerables.

Comentarios