El anexo del IES Ramón y Cajal ya tiene calefacción

Tras cuatro días de trabajos, el Edificio Anexo del Instituto Ramón y Cajal de Huesca ya cuenta con la nueva calefacción, tras la instalación de la caldera, que se ha estado llevando a cabo en los últimos días. El aparato ya está en funcionamiento, por lo que el frío desaparecerá de las aulas, y las clases de Nocturno volverán a impartirse a partir del lunes en el edificio anexo.

El Equipo Directivo del centro ha agradecido a alumnos y profesores su comprensión durante los días que ha durado la instalación.

Días atrás ya se anunció que se iba a producir el corte de la calefacción de gas-oil en el instituto, para cambiarla a calefacción de gas, más moderna y de mayor poder calorífico que la actual. Esto ha supuesto que se suspendiese el servicio de calefacción, desde el martes y hasta este viernes.

En las pasadas semanas, se había realizado la conexión a la red general del gas, conductos interiores e instalación eléctrica, por lo que la fase final era el desmontaje de la caldera y la instalación de las nuevas, así como su conexión a los circuitos de agua y salida de humos.

La dirección del centro, además de advertir vía e-mail a los padres, rogó al profesorado que comunicase al alumnado la situación, para que fueran a clase bien abrigados. Lamentaban las molestias que esta situación iba a provocar, y que consideraban como un mal necesario para poder terminar con las carencias que venían afectando a los usuarios.

El edificio anexo del Ramón y Cajal es utilizado generalmente por el alumnado de 4º de la ESO en adelante (bachillerato, nocturno, PCPI...), y apensa por los de 1º, 2º y 3º de la ESO.

Comentarios