FSP-UGT califica el aviso del cierre de la Residencia de Fonz como "un procedimiento humillante"

La Federación de los Servicios Públicos del Sindicato UGT Huesca manifestaba su oposición al cierre de la Residencia de Ancianos “San Blas de Fonz”, perteneciente al Instituto Aragonés de Servicios Sociales. Según expresan a través de un comunicado, esta medida “supone la pérdida de un Servicio Público esencial para la ciudadanía y la eliminación de puestos de trabajo públicos, todo lo cual, conlleva la ruptura de la cohesión social y territorial en las pequeñas poblaciones de Aragón”.

UGT-FSP valoraba el aviso de cierre de esta residencia por parte de la Administración, como “un procedimiento humillante tanto para los usuarios como para la plantilla de los trabajadores del centro”. El sindicato indica que únicamente comunicaron a los usuarios residentes en el centro su traslado a una Residencia en Monzón, en el plazo de una semana, y solicitando su conformidad de forma apresurada.

Sin embargo, según añaden, no se informaba del cierre ni al resto de usuarios del Centro de Día (23 personas), ni a los trabajadores de la Residencia; una plantilla de 15 personas constituida por enfermeras, auxiliares de enfermería, personal de limpieza, cocinero y oficial segunda de cocina. A ninguno de los citados les comunicaban nada sobre su situación, ni como les iba a repercutir.

A juicio de UGT-FSP, este hecho vulnera los derechos laborales de los empleados públicos, y supone un incumplimiento de las normas legales. A todo ello, continúan, “se suma el desmantelamiento sistemático de los Servicios públicos que con afán desmedido está realizando este gobierno”.

Finalmente, desde el sindicato manifiestan su reconocimiento y apoyo a la postura tomada por los Concejales del Ayuntamiento de Fonz, en defensa del mantenimiento del Servicio Público prestado por la Residencia de Ancianos del I.A.S.S. “San Blas” de Fonz. En FSP-UGT, concluyen, tomarán todas las medidas legalmente establecidas para exigir el respeto de los derechos de los empleados públicos de esta residencia.

Comentarios