Arcadia abrirá los fines de semana, lo que está en estudio es el “sueldo” de algunos usuarios

Arcadia

El consejero de Sanidad, Ricardo Oliván, ya está en condición de asegurar que el centro de día Arcadia abrirá los fines de semana y así lo indicaba en declaraciones a los medios de comunicación antes de inaugurar las jornadas científicas del hospital San Jorge.

En estos momentos se está elaborando el pliego y quedan muchos detalles por concretar como por ejemplo la aportación económica que perciben los usuarios por su trabajo en los centros de inserción, algo que “no tenemos claro”, afirma el consejero. La ley no obliga a ello, pero en la Fundación sí se realizaban estas aportaciones a los usuarios.

El consejero asegura que tuvieron conocimiento de estas aportaciones hace “escasamente una semana”. Oliván añade que no pueden establecer condiciones diferentes para la salud mental de Huesca y del resto de Aragón. “Hemos pedido datos para tener una justificación exacta de lo que se está haciendo y qué tipo de control hay en esta medida adoptada “motu proprio” por la Fundación”, declara Oliván.

En sus declaraciones reiteraba que “por ley” tienen que sacar el concurso y que los pliegos recogen al 100% la dotación presupuestaria necesaria para cubrir al 100% los recursos de salud mental de Huesca que están cohesionados desde 2007, incluido el centro especial de empleo.” Para garantizar estos centros especiales de empleo están estudiando incluirlos como mejora en el pliego.

SIN ESE “SUELDO”, ALGUNOS ESTARÍAN CONDENADOS A LA INDIGENCIA

La rama laboral es una de los métodos de inserción del modelo de atención de la Fundación Agustín Serrate. Existen dos niveles, el primero de ellos es el centro de inserción laboral, dependiente del Salud en el que los enfermos comienzan su aprendizaje en el mundo laboral. Hay 77 usuarios en estos talleres. Con una jornada de 5 horas diarias reciben una paga de 83, 150 y 268 euros dependiendo de su nivel de trabajo. Son aportaciones compatibles con una paga no contributiva por su discapacidad. Estas son las aportaciones que otorga la Fundación para incentivar la inserción social. No están obligados a ello.

Manuel Tricas es monitor de estos talleres y considera que son las que les permiten llevar una vida independiente. “sin ellas, muchos usuarios tendrían que volver a sus casas, si la tienen, otros volverían a internarse en las unidades de larga estancia en el psiquiátrico, y algunos volverían a la indigencia”.

Además de los centros de inserción, hay 44 usuarios que tienen un puesto de trabajo en los centros especiales de empleo. Antes eran 47 pero tras algunas jubilaciones no se han renovado por cuestión económica, afirma Manuel Tricas. Estos trabajadores sí cobran un sueldo y tienen un contrato que ronda los 700 euros por 35 horas semanales. Este sueldo es incompatible con algún tipo de paga no contributiva.

Comentarios