Las estaciones aragonesas comienzan la temporada con 100 kilómetros de zona esquiable

Panticosa nieve nevada

Este viernes se abre el telón a la temporada invernal en las estaciones aragoneses. Para este arranque se ofertarán en el fin de semana unos 100 kilómetros esquiables, calidad polvo dura, según zonas, con espesores que oscilan entre 30 y 70 centímetros

Abrirán las estaciones de Candanchú y Formigal. El sábado lo harán los centros invernales de Astún, Cerler, Javalambre y Valdelinares. La estación de Panticosa tiene previsto iniciar la temporada el día 5 de diciembre. Con relación a los espacios nórdicos. Este fin de semana estarán en funcionamiento las estaciones de Candanchú, con la zona del Somport, en el Valle del Aragón, Linza en Ansó y Llanos del Hospital en Benasque

Para este primer fin de semana, en el valle del Aragón, Astún abrirá con 21 kilómetros, y Candanchú con 18 kilómetros. En el valle de Tena, Formigal estará en funcionamiento con 25 kilómetros. En el valle de Benasque, Cerler abrirá con 20 kilómetros. En la provincia de Teruel, Javalambre y Valdelinares cada estación pondrá en servicio 8 kilómetros esquiables.

OBJETIVOS DE ESTE AÑO

El objetivo del Gobierno de Aragón y de Nieve de Aragón es abordar una planificación estratégica de los mercados en los que se puede crecer de manera más exponencial. Los retos para conseguir el objetivo son varios: aumentar el número de esquiadores sobre todo del mercado francés, incrementar el gasto medio por esquiador en la zonas de influencia y en las propias estaciones y desestacionalizar la temporada haciendo permeable el flujo de turistas entre semana.

CIFRAS DE LA NIEVE

El año pasado se generaron 127 millones de euros en este sector con un millón trescientos setenta mil euros. De poder cerrar la temporada en Semana Santa podrían ser 140 jornadas con lo que se abre el abanico (si hay nieve todo el invierno) de poder llegar al sueño de los dos millones de usos en Aragón.

Las empresas están adelantando las contrataciones de personal. No es habitual que se abra en el mes de noviembre como ha ocurrido con varias estaciones españolas (Baqueira, Masella, Sierra Nevada) y como va a suceder en el Pirineo de Huesca y Teruel.

Además del personal fijo de las estaciones, se están realizando contratos del personal eventual. También se activa el sector en hoteles, tiendas, restaurantes, apartamentos…y servicios relacionados con el sector.

De cada 100 euros consumidos por el esquiador, 20 euros se quedan en la estación y 80 euros repercuten en el territorio.

Comentarios