El Pleno pide a la DGA que soluciones la situación del Área de Salud Mental del Hospital de Barbastro

El Pleno Municipal del Ayuntamiento de Barbastro aprobaba, con los únicos votos en contra del Grupo Popular, la moción presentada por el concejal de la corporación municipal Francisco Viu, y el portavoz del Grupo Municipal de la CHA, Valero Aguayos, en la que solicitan al Consejero de Sanidad del Gobierno de Aragón que normalice la situación en el área de Salud Mental del Hospital de Barbastro, que se encuentra sin especialista desde el pasado mes de septiembre.

Al emitir su voto en contra de esta propuesta, el PP argumentaba que “lo importante es buscar la solución” y “no hacer política” como, según aseguran, se hace con dicha moción. Cabe destacar la presencia en el Pleno de José Luis Moya, el administrativo de esta área del Hospital, que intervenía tras la votación para manifestar la problemática a la que se enfrenta en primera persona, ya que es él quien debe dar explicaciones a los pacientes. Moya subrayaba que le “da igual el partido político” y que “lo importante son las personas”.

La otra propuesta de Aguayos, en la que solicitaba estudiar la posible gestión pública de la Residencia Municipal de Barbastro, no salía adelante al obtener solo el apoyo del concejal del PAR. El PSOE votaba en contra argumentando que antes del 2016 la competencia recaerá en la Comunidad Autónoma, tal y como indica la nueva ley de Administración Local. Los miembros del PP se abstenían.

Con los únicos votos en contra del PP, salía adelante la propuesta de la concejal del PSOE, Mª Dolores García Guatas, en la que solicita al ejecutivo nacional y autonómico que aumenten los presupuestos y recursos para prevención y apoyo a mujeres maltratadas con motivo del Día Internacional contra la Violencia de Género.

Además, el Pleno aprobaba por unanimidad el expediente para la explotación de los locales ubicados en la estación de autobuses destinados a quiosco de prensa y bar. También salían adelante, aunque con polémica entre los grupos, las modificaciones presupuestarias referentes al Foro Económico y Social y a la Asociación de Empresario del Polígono Valle del Cinca, y el pago de una factura del año 2008 de 1.700 euros a un medio de comunicación. En su día, el Ayuntamiento se negó a abonarla por no considerarla correcta pero, finalmente, ha decidido afrontar el pago por consejo de los servicios jurídicos.

Comentarios