El sexo “no seguro” es el principal causante de la trasmisión de VIH

Aragón registró en los primeros seis meses de este año doce nuevos casos de sida, tres de ellos en la provincia de Huesca. Desde el año 1994 la tasa de Sida en la sociedad aragonesa ha ido disminuyendo paulatinamente, pero lejos de suavizarse, las autoridades sanitarias advierten que las prácticas sexuales se han relajado y los contagios por esta vía protagonizan ahora las estadísticas.

Este domingo se conmemora el Día Mundial del Sida, que se celebra desde 1988 cada 1 de diciembre. Con este motivo la dirección general de Salud Pública vuelve a recopilar los datos de la Comunidad. De los doce casos de sida contabilizados hasta junio de 2013 tres han sido en la provincia. Su incidencia anual está estabilizada, al igual que la transmisión del virus que lo provoca, el VIH, que tuvo 53 nuevos casos en ese periodo, 8 de ellos en Huesca.

Cambio en la percepción de riesgo

Se ha producido un cambio en el perfil de las personas afectadas por el VIH/sida así como en los patrones epidemiológicos de transmisión del virus. En los años 80 normalmente afectaba a usuarios de drogas que compartían jeringuillas y también a personas homosexuales y hemofílicos. En la actualidad ha habido una disminución de la percepción del riesgo que se achaca al hecho de que esta enfermedad ya no sea mortal y se convierte en una enfermedad crónica con el tratamiento adecuado.

En cuanto al contagio, se ha pasado de la vía parenteral a la vía de la transmisión sexual motivada por prácticas sexuales de riesgo. En los últimos años se observa un incremento paulatino de casos debidos a prácticas heterosexuales de riesgo, suponiendo ya el 60% de los nuevos casos de sida en el 2012.